Técnicas de recogida de información, ¿cualitativas o cuantitativas?

Técnicas de recogida de información, ¿cualitativas o cuantitativas?
  • Las nuevas necesidades de negocio han provocado el auge de nuevas técnicas de información.

Los métodos cuantitativos se habían comido desde siempre el trozo más grande del pastel de la investigación. Sin embargo, los expertos opinan que esta realidad está empezando a cambiar.

Si bien es cierto que en los años de crisis económica la investigación cuantitativa ha incrementado su importancia respecto a las técnicas cualitativas, hoy en día, cuando la recuperación económica empieza a ser palpable para las empresas, la tendencia está cambiando.

¿Por qué?

Han aparecido nuevas necesidades de negocio en un mercado que ha cambiado y que recupera la senda del crecimiento. Actualmente las marcas quieren dar una mayor importancia al seguimiento e identificación de tendencias, todo ello con un objetivo, conocer a un nuevo consumidor.

Además los factores emocionales no se pueden cuantificar, por lo que en un futuro se podría observar una complementariedad de ambas metodologías, añadiendo así un análisis cualitativo a los datos, para conseguir devolver la demanda al cliente de una manera más optimizada. Ya no valen solo las entrevistas personales, telefónicas, encuestas o panales informadores.

En Foromarketing creemos que cada vez existe una mayor relación entre el mundo online y offline. Esto se debe a que el consumidor busca en internet servicios y productos que se disfrutan en el mundo físico. Se compra en tiendas físicas bienes o servicios de los que el cliente se informa online, o se adquieren por internet productos que se prueban en la tienda. Esto implica a ambas técnicas, es decir, la relación entre la investigación tradicional con la digital, exigiendo contar con herramientas y metodologías que permitan recoger y procesar volúmenes amplios de datos. Esto se traducirá, en definitiva, a un mayor auge del Big Data en el futuro.



A esto se debe sumar que tanto la competencia como la cantidad de productos que se ofrecen al consumidor son enormes. Esto significa que ser conocedores de las tendencias del mercado, logrando ofrecer al cliente un producto específico, marcará los objetivos de la marca.