El reto de la era digital

El reto de la era digital
  • Ante la era digital podemos rendirnos o reinventarnos y prosperar.


  • Las nuevas tecnologías aportarán cambios sin precedentes.

Mundo digital, nuevas tecnologías, big data, realidad virtual o internet de las cosas son sólo algunos de los nuevos conceptos que estamos empezando a ver. Sin embargo su avance se antoja imparable no solo para las empresas, sino para toda la sociedad. Dentro de estos nuevos conceptos revolucionarios existen dos opciones, rendirse ante lo desconocido o reinventarse y prosperar.

Y es que todas las nuevas tecnologías darán lugar a un cambio sin precedentes, en el que cambiará la relación que mantenemos con todo lo que nos rodea, la forma en la que nos comunicamos y nuestra manera de vivir el día a día. Además aportarán inteligencia, velocidad, comodidad y un sinfín de nuevas posibilidades para los negocios. Permitirá a las empresas conocer de una manera más profunda a los consumidores, algo fundamental para tomar decisiones de negocio de una manera más completa, eficaz y adaptada. Esto significa que las empresas serán capaces de adelantarse a las necesidades de las personas, ofreciendo soluciones reales a sus problemas.

Ante la revolución tecnológica podemos rendirnos o reinventarnos y prosperar Clic para tuitear

No cabe duda de que esta revolución estará a la par de la revolución industrial o el descubrimiento de internet. Cuanta más gente use estos avances tecnológicos, mayor tendrá que ser la adaptación que tendrán que implementar las empresas. Y este cambio no será en absoluto fácil para las compañías. Lograr contar con el apoyo de todos y cada uno de los departamentos de la empresa, llevar a cabo grandes inversiones y concienciar a los empleados ya está suponiendo una ventaja competitiva. Esto significa que la gestión del cambio en las organizaciones dará un vuelco, pues ya no mantendrá necesariamente un modelo que vaya de arriba abajo, sino que se dará la posibilidad de que sea al revés.

Con la revolución del mundo digital el cliente mantendrá su protagonismo Clic para tuitear

Sin embargo hay algo que se mantendrá en un futuro, el protagonismo del cliente. Un cliente con mucho más poder de decisión, que afecte directamente a las estrategias que deban implementar las empresas. Fidelizarle y mantener un alto grado de satisfacción es y será fundamental para mantener una relación positiva entre cliente-empresa, puesto que sus opiniones serán vistas y compartidas por una gran cantidad de usuarios. Por lo tanto mantener una buena imagen corporativa, con unos estándares de calidad óptimos y una atención personalizada serán tres aspectos a tener en cuenta.

Pero todo esto no significa que el factor humano vaya a perder importancia frente al mundo digital. Todo lo contrario. Será necesario rediseñar la estrategia de retribución de las organizaciones. No solo la salarial sino la emocional, algo fundamental para crear esa motivación al cambio que necesita el empleado.

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.

A pesar del auge de la tecnología el factor humano seguirá siendo vital para la empresa Clic para tuitear