Activar el emprendimiento con los dedos de una mano

activar emprendimiento empresas
  • Panorama empresarial cada vez más competitivo y en constante cambio


  • El intraemprendimiento impulsa la creación de ventajas competitivas y abre vías para el crecimiento

En un panorama empresarial cada vez más competitivo y en constante cambio, cada segundo aparecen startups y empresas que proponen nuevos modelos de negocio. Esto implica que las compañías tradicionales se sientan amenazadas ante la innovación de estas nuevas empresas y exige a su vez que las tradicionales se sometan a un proceso de transformación que las mantenga a flote.

Las compañías tradicionales amenazadas ante la innovación de nuevas empresas lo que exige su transformación. Clic para tuitear

El gran problema para estas compañías suele ser su temor hacia el riesgo y su falta de flexibilidad para la adaptación a una nueva cultura emprendedora, cuando precisamente sus necesidades pasan por recuperar el espíritu emprendedor con el que fueron creadas, incorporando además nuevas herramientas.

De este y otros temas tratan Joan Riera y Tomás Soler en su libro ‘Impulso. Las cinco palancas para activar el intraemprendimiento’ quienes apuestan por la creatividad de los equipos para que desarrollen proyectos propios con los que retener el talento.

Para estos dos consultores, el intraemprendimiento impulsa la creación de ventajas competitivas y abre vías para el crecimiento, que acaban repercutiendo de manera favorable en la cuenta de resultados de la compañía. Para que estas empresas “temerosas” al  cambio escalonen su progresión sin miedo, Riera y Soler han elaborado unas recomendaciones configuradas bajo su propia metodología, que son:

Pensar con estrategia

Debemos priorizar cuáles son aquellas áreas en las que necesitamos de innovación y en cuáles no, centrándonos en los objetivos y enfocados a conseguirlos. Esto debe reflejarse en un plan estratégico que contemple las peculiaridades de cada compañía, de manera que tengamos objetivos a corto plazo, pero también una serie de retos que alcanzar a futuro.

Priorizar cuáles son aquellas áreas en las que necesitamos de innovación y en cuáles no. Clic para tuitear

El entorno

Es necesario crear el ambiente adecuado para que se propicie la transformación empresarial. La meta es retener y motivar a los intraemprendedores, sin tener en cuenta el departamento en el que se ubiquen o el nivel del puesto que ocupen. Esto implica un cambio en los procesos de comunicación interna, la cultura corporativa y también la estructura de la organización.

Nuevas ideas

Una vez planteado este nuevo plan de acción, surgirán nuevas ideas. A partir de este momento identificaremos las oportunidades del negocio y se perfilarán los planteamientos, siempre teniendo en cuenta el mínimo riesgo y las máximas posibilidades de éxito. Se trata de que las ideas adopten forma de herramienta profesional.

Empezamos

Las ideas sin ejecutar son papel mojado. Por eso, si queremos resultados tendremos que ponerlas en marcha. La clave está en el método que apliquemos para desarrollarlas y es ahí donde notaremos la innovación.

La clave está en el método que aplicamos para desarrollar las ideas. Clic para tuitear

El seguimiento

La evolución de las nuevas ideas requiere un cuadro de mando desde el que establecer indicadores que nos señalen cómo va evolucionando nuestro proyecto. Así podremos saber el grado de cumplimiento de nuestros objetivos y enderezar la estrategia si fuese necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here