Reducir la brecha salarial, asignatura pendiente

Reducir brecha salarial, asignatura pendiente
  • Según Accenture, la brecha salarial oculta en nuestro país es del 71%.

  • Una mayor fluidez digital ayudará a mejorar la posición de la mujer en el mercado.

Hoy miércoles 8 de marzo se celebra el día internacional de la mujer trabajadora. No obstante, las cifras que arroja el mercado laboral no son tan festivas: por desempeñar las mismas funciones las mujeres reciben una media de seis mil euros menos que los hombres.

Este hecho no queda aquí. Según el informe Getting to Equal 2017, elaborado por la consultora Accenture, existe una gran brecha salarial oculta, que en el caso de España se trata del 71%, y evidencia como por cada 100 dólares que cobra una mujer, el hombre recibe 171. Esta diferencia en la remuneración resulta más acentuada en el caso de la media global de los países desarrollados con un 78%.

Según Accenture, la brecha salarial oculta en nuestro país roza el 71% Clic para tuitear

En numerosas ocasiones se habla de brecha salarial oculta pero en la gran mayoría de los casos se desconoce cuál es su significado real. María José Sanz, directora de diversidad e inclusión de Accenture, señala que al haber menos número de mujeres en activo en el mercado laboral, a la hora de llevarse a cabo este tipo de estudios la cifra no refleja la realidad ya que sólo se tiene en cuenta aquellas que trabajan, incrementándose la diferencia entre las mujeres que trabajan frente a los hombres.

¿Cuál será la tendencia los próximos años?

Al hilo de estos resultados y si continúan en la misma senda, según Accenture, es muy probable que esta brecha se reduzca un 54% en 2030, o lo que es lo mismo, por cada 100 dólares que cobre la mujer, el hombre recibirá 154.

Por otro lado, para ver totalmente disminuida esta brecha salarial tendríamos que esperar al 2080, cuando las mujeres que se hayan graduado en 2020 alcancen la edad de 76 años. Aunque esta situación podría revertirse de ponerse en práctica tres recursos para los cuales debe existir cooperación entre gobierno y empresas contratantes.

Brecha tecnológica

En plena era de la transformación digital contar con una gran fluidez digital será un factor determinante que ayudará a mejorar la posición de la mujer, permitiéndole desempeñar su trabajo desde diferentes sitios y con diferentes horarios, gracias a la flexibilidad que aporta.

“Hay muchas maneras de  acortar la brecha de género en el puesto de trabajo, pero lo digital es un camino especialmente poderoso”, explica Juan Pedro Moreno, presidente de Accenture en España. Precisamente el informe elaborado por esta consultora refleja también que en los países en que las mujeres muestran niveles mayores de fluidez digital existe una mayor igualdad entre hombres y mujeres.

Lo digital es un camino muy poderoso para acortar la brecha de género en el trabajo Clic para tuitear

Valía y profesionalidad

Las mujeres presentan en la actualidad un grupo muy talentoso de profesionales que aún no han terminado de explotar en el mercado laboral, pero que de llevarse a cabo podría suponer el fin de la brecha existente entre las necesidades de competitividad de muchas empresas y el talento del que disponen. En el caso de nuestro país las mujeres siguen estando por debajo del sector masculino a la hora de acceder al trabajo, y no porque estén menos preparadas, sino por falta de oportunidades

Formación y conocimientos

A la hora de encarar esta transformación digital contar con una buena formación y preparación en materia digital pueden permitirles a las mujeres hacer frente al día a día en una organización. Para ello deben mostrar inclinación al aprendizaje permanente y aprovechar las oportunidades digitales y tecnológicas tanto en el trabajo como en las aulas.

Respecto a la formación en las aulas, pese a que las estudiantes presentan mejores calificaciones en sus estudios de bachillerato, es cierto que a la hora de matricularse en las universidades el porcentaje de las que se deciden por carreras puramente tecnológicas, de ciencias, ingeniería o matemáticas es inferior, en contraposición con aquellas que mayor demanda de empleo remunerado tienen.

Ante este escenario, la consultora Accenture ha puesto en marcha una serie de iniciativas con el propósito de incorporar a un 40% de mujeres en su plantilla. A través del programa Technovation Challenge persiguen potenciar la vocación tecnológica e impulsar la formación de esta disciplina en las más jóvenes.

Sin embargo, y pese a las numerosas acciones llevadas a cabo con el objetivo de reducir esta brecha salarial, lo cierto es que este hecho continúa siendo un problema que solo con la colaboración de instituciones y tejido empresarial será posible eliminar, si queremos que la fuerza de trabajo del futuro sea una mano de obra en igualdad de condiciones y géneros. Algo que podría ocurrir, de acoplarse bien los tres componentes anteriormente detallados, en 2042 cuando las mujeres que se gradúen en 2020 tengan 43 años.

La fuerza de trabajo del futuro debe ser un mano de obra en igualdad de condiciones y géneros Clic para tuitear

Si quieres leer el informe completo accede aquí

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here