A vueltas con el fin de la neutralidad en la red

Marco legal de la neutralidad en la red
  • Medida polémica que ha abierto una brecha social


  • El problema se va a plantear para los pequeños de Internet

La Administración Trump anunciaba la pasada semana la decisión de poner fin al marco legal que hasta ahora obligaba a mantener la neutralidad en la red. La medida no ha estado exenta de polémica y ha abierto una brecha social sobre las consecuencias que tendrá para los usuarios.

Por el momento, en lo que todos están de acuerdo es que de esta decisión adoptada por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) las grandes beneficiarias serán AT&T y Verizon, puesto que se permitirá cobrar en función de los distintos tipos de tráfico de datos.

Fin al marco legal que hasta ahora obligaba a mantener la neutralidad en la red. Clic para tuitear

Esto sitúa además a las grandes empresas de internet contra las cuerdas, porque podrían verse avocadas a rubricar acuerdos con las telecos para lograr un acceso de calidad a las redes. A las grandes compañías norteamericanas como Apple, Google, Netflix, Amazon o Facebook no les supondría un grave perjuicio porque disponen de gran capacidad de caja.

El problema se plantea para los pequeños de internet, que no disponen de los mismos recursos para la contratación de conexiones de red de calidad con las que distribuir sus contenidos.

Esta “penalización” impuesta a los pequeños afectará a su vez a los consumidores  porque  les servirá la información que le interese a los que más pagan. Otro de los interrogantes es el que si esta norma cruzará el charco para implementarse en Europa, aunque los expertos desdeñan esta posibilidad. Opinan que la línea ideológica de la Comisión no opera en este sentido y que habría que esperar al menos hasta 2019 para que hubiera algún cambio con la renovación de la actual Comisión.

Problema para los pequeños de Internet para la contratación de conexiones de red de calidad para distribuir contenidos. Clic para tuitear

No obstante, los defensores de la neutralidad de la red no tiran la toalla y en esta tendencia se manifiesta Enrique Dans, profesor de tecnología en el IE Business School, quien afirma que “existe la posibilidad de que el activismo ciudadano, muy activo, sea capaz de torcer la disciplina parlamentaria y que el trámite no pase de la aprobación de la cámara”. Para Dans, las últimas naves que hay que quedan por quemar en EE UU es la de que algunos parlamentarios decidan votar en contra si se desencadena una Congressional Review Act (CRA), en la que el estrecho margen de republicanos de la Cámara llevara a que fuese rechazada.

El profesor se ha posicionado en su red de forma contundente en este tema y alega tener la sensación de que estemos inmersos en un proceso en el que actuamos como testigos mudos de una situación que no podemos revertir, pese a la importancia de lo que está pasando.

Para Dans, de llegar esta medida a España, al principio parecería que no pasa nada, y una vez amortizado el escándalo político,  incluso dejaría de hablarse de ello. Sería a partir de ese momento en el que se comenzarían a ver ofertas, cada vez más agresivas, que incluirían aquellos servicios que más utilizamos  los usuarios.

De hecho, una parte de esta situación ya se está viviendo plenamente en Europa y de forma legal, como en el caso de las ofertas de las telecos que excluyen el tráfico de WhatsApp o Facebook.

Se perdería la oportunidad de que un proyecto, por su valía floreciese de manera independiente en la red. Clic para tuitear

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.

De esta manera se perdería de un plumazo la oportunidad de que un proyecto, por su valía floreciese de manera independiente en la red, sin previo acuerdo con una operadora. Por eso Dans, mucho se teme que el futuro en este caso pueda ser que las operadoras creen sus propios servicios para ofrecerlos de forma gratuita, ahogando así las posibilidades de las compañías que no se subyuguen a su control o acuerdo.