¿Estamos dejando de lado el Marketing Tradicional?

¿Estamos dejando de lado el marketing tradicional?
  • El 85% no ve con buenos ojos que se deje de lado el marketing tradicional.


  • La competitividad es tener una estrategia de marketing global.

 

En pleno siglo XXI no nos debería sorprender la velocidad con la que el mercado está sacudiendo a empresas, profesionales y clientes. Sin embargo, la realidad nos está demostrando lo contrario. Tan solo si sabemos actuar bajo una cultura de marketing estratégico seremos capaces de adaptar nuestra actividad a lo que demanda realmente el cliente, verdadero protagonista de este siglo.

Actualmente las compañías, independientemente de su tamaño o volumen de negocio, se han visto obligadas a llevar a cabo un proceso de innovación, no solo en sus productos, sino en sus estrategias de negocio. Y es que en un escenario en constante evolución como el actual, solo tendrán éxito las empresas y directivos que sean capaces de generar experiencias en sus clientes, fortaleciendo su vinculación con la estrategia de la organización.

Además, la irrupción de las nuevas tecnologías está transformando el trabajo en los departamentos de marketing, abriendo posibilidades difíciles de predecir en el tiempo.

Es por esto que desde Foromarketing nos interesaba conocer la opinión de nuestros lectores al respecto. El 73% cree que la existencia de las nuevas tecnologías puede hacer que las empresas y los profesionales dejen de lado los métodos tradicionales de marketing. Sin embargo el 85% no ve con buenos ojos que se deje de lado el marketing tradicional.

No hay duda de que las nuevas tecnologías han abierto nuevos nichos de mercado y líneas de negocio. Sin embargo en Foromarketing creemos que el marketing tradicional aún tiene mucho que decir. Y es que los verdaderos beneficiarios de todo esto, serán aquellos que sepan operar desde el punto de vista del marketing estratégico, en concordancia a su vez con el marketing operativo.

Es decir, debemos reflexionar sobre los valores de la compañía, saber dónde estamos y dónde queremos ir, a la vez que ponemos en marcha las herramientas precisas para alcanzar los objetivos que nos hayamos propuesto. Y ahí entra el marketing operativo, planificando, ejecutando y controlando las acciones de marketing estratégico del cómo llegar.



Pero no nos equivoquemos, la competitividad es tener una estrategia de marketing global.