“No queremos ofrecer únicamente un producto, queremos ofrecer experiencias”

Pedro Espinosa, CEO y Socio Fundador de Llaollao.

Dicen que las bicicletas y los helados son para el verano. Sin embargo, negocios como el llevado a cabo por Llaollao rompen con este estereotipo y nos permite disfrutar de este dulce producto en cualquier época del año. Una alternativa sana al yogurt pero de textura helada, de elaboración 100% artesanal, con bajo contenido en grasas, asequible para todos los públicos, además de un capricho saludable con infinitas posibilidades pensado para que cada persona diseñe el suyo a su gusto.

Un negocio que ha revolucionado el sector de la alimentación y que nace para quedarse. “No es una moda pasajera” nos dice en declaraciones a FMK – Foromarketing, Pedro Espinosa, CEO y Socio Fundador de Llaollao. Y es que el tiempo le ha dado la razón porque, tras un periplo de 7 años, esta cadena de franquicias suma en la actualidad un total de 100 establecimientos en territorio nacional y 33 en el extranjero.

Pedro Espinosa, CEO de Llaollao

De familia de empresarios, y amante del yogurt de cheese cake (yogurt helado con topping de salsa de fresas silvestres y galleta caramelizada), Pedro Espinosa siempre lo ha tenido muy claro: quería emprender. Y el resultado no ha podido ser más exitoso. Tras dejar su puesto de trabajo de ingeniero en una multinacional encontró una oportunidad de negocio en un producto tan básico como el yogurt, eso sí, gracias a mucho esfuerzo, trabajo y a saber reinventarse constantemente.

 

De ingeniero industrial a empresario hostelero. ¿Cuáles son las razones que te llevaron a emprender en este sector? ¿Cómo surge la idea de crear Llaollao?

Llevábamos algún tiempo analizando el concepto de negocio y después de un minucioso estudio nos lanzamos a abrir nuestro primer local en el 2009, el 19 de junio en Denia (Alicante). Por aquel entonces yo trabajaba como ingeniero para una multinacional (BP), sin embargo, desde pequeño siempre he tenido muy claro que quería emprender, montar mi propio negocio y dedicarme de pleno a mi propia empresa.

Después de una gran incertidumbre inicial, no solo por las circunstancias económicas del entorno, sino por lo novedoso del producto -pues se trataba de un mercado virgen a nivel nacional- se constata el éxito de la primera campaña, consiguiendo  grandes resultados, tanto en términos de ventas como en popularidad.

¿Cuál ha sido el mayor reto o el mayor obstáculo al que has tenido que enfrentarte durante este tiempo?

Puede sonar a tópico pero cada día es un nuevo reto. Nosotros nos estamos reinventando constantemente tanto a nivel de producción, logístico, en imagen de tiendas o de productos que ofertamos al cliente. Cada día nos levantamos con el convencimiento de que es imprescindible mejorar en la medida de nuestras posibilidades para poder adelantarnos a las necesidades del mercado.

Es imprescindible reinventarse constantemente para poder adelantarse al mercado Clic para tuitear

Tarrina Llaollao¿Cómo se consigue triunfar con un producto, a priori, tan ‘común’ como un yogurt? ¿Qué valor extra le aporta al consumidor un yogurt de Llaollao frente al tradicional yogurt?

Desde el primer momento teníamos claro que no queríamos ofrecer únicamente un producto, queríamos ir más allá y ofrecer al cliente una experiencia en sí misma, que consiste en una suma de aspectos: el ambiente, la música, la decoración, la cartelería, las imágenes, wifi propio… El conjunto de todas ellas conforman la experiencia Llaollao.

Además, fuimos pioneros en establecer el concepto del yogur helado en España por lo que contamos con “ventaja” dentro del modelo al ser los primeros en establecernos.

¿Por qué decides expandir tu negocio bajo la fórmula de la franquicia? ¿La franquicia ofrece más posibilidades para un emprendedor?

En un primer momento no teníamos en mente franquiciar ni expandir el primer local pero, debido a la buena acogida y al éxito alcanzado, fue mucha la gente que se interesó por la marca y por abrir un negocio de las mismas características. Ante esta situación, nos empezamos a plantear expandir el modelo y comenzar a franquiciar el concepto de negocio y bajo esa fórmula de franquicia, hemos logrado instalarnos por toda España y estar presentes en 33 países con más de 200 tiendas.

El éxito de la franquicia se debe basar en la confianza y reconocimiento mutuo entre franquiciado y franquiciador. ¿Es difícil de conseguir esto?

En este sentido, lo fundamental es tener un perfil claramente definido del franquiciado que se ajuste a las necesidades de la compañía. Como dices es una relación de confianza, él deposita su confianza para emprender con Llaollao y nosotros la nuestra en él para facilitarle nuestro know how y una marca reconocida en el mercado.

El éxito de una franquicia se basa en una relación de confianza entre ambas partes Clic para tuitear

También es fundamental saber cómo es el tipo de personas al que quieres asociar la marca para que pueda funcionar como si lo hicieras tú mismo.

¿Cómo valoras la situación actual que viven los emprendedores?

La verdad, peor que hace cinco años. Por aquel entonces parecía que no podríamos bajar más y que todo el que se animase a emprender acabaría ganando. Pero el tiempo ha terminado demostrando que todavía es necesario trabajar más para mejorar.

¿Consideras que en nuestro país se ayuda al emprendedor?

Considero que está en la media; Ni más ni menos que otros países de nuestro entorno europeo. Las dificultades en Europa son parecidas.

¿Qué perspectivas de crecimiento tenéis?

Actualmente tenemos focalizado nuestro crecimiento en el panorama internacional. Son muchos los países que solicitan la implantación de nuestro modelo de negocio por lo que estamos centrados en estas ubicaciones. Sin embargo, continuaremos incorporando nuevos locales a nivel nacional de una forma más paulatina.

¿Qué opinas de los que dicen que el concepto de yogurt helado es una moda pasajera?

Creo que el tiempo nos ha dado la razón. Llevamos ya 7 años con el frozen yogurt por lo que no considero que sea una moda sino un nuevo concepto que se ha implantado con fuerza y que antes no existía. Ofrecemos una alternativa sana al helado, un capricho saludable con infinitas posibilidades que cada persona puede diseñar a su gusto.

No considero que seamos una moda sino un nuevo concepto implantado con fuerza Clic para tuitear

Pedro Espinosa, local Llaollao¿Cómo funcionan las franquicias en el extranjero? ¿Es más fácil emprender en el extranjero?

En 2011 comenzamos la internacionalización con la primera tienda en Lisboa (Portugal) y a día de hoy ya contamos con presencia en 33 países, como Marruecos, Arabia Saudí, Rusia, Singapur, Reino Unido y Turquía, entre otros. Nuestra estrategia de internacionalización se hace a través de la colaboración de socios locales, los cuales se encargan del desarrollo de nuestra red de tiendas en sus respectivos países, a través de la figura del Máster Franquicia.

Por eso, no es que sea más fácil ni más difícil, simplemente diferente ya que cada país solicita unos trámites burocráticos concretos que es fundamental conocerlos para poder realizar la implantación correcta  según qué destino.

¿Qué características o valores crees que definen a un buen emprendedor?

Creo que debe ser una persona decidida, trabajadora, que crea firmemente en su idea, luchadora y capaz de reinventarse constantemente.

¿Qué consejos darías a todo aquel que quiera lanzarse a montar su propio negocio?

Que luchen por su idea, hay que ser constante, trabajar mucho y exige un gran sacrificio, pero si creen verdaderamente en algo deben trabajar para conseguirlo a pesar de los obstáculos que se interpongan en el camino, que también los hay, pero de todo se aprende.



Lo importante es tener ilusión, creer en el proyecto y no tener miedo Clic para tuitear

Lo importante es tener ilusión, creer en el proyecto, lanzarse y no tener miedo, siempre que se empieza algo nuevo vivimos una etapa de incertidumbre y desconocimiento, pero merece la pena intentarlo.