La buena reputación online podría librarte de pagar fianzas

  • Sistema de reputación online basado en la huella digital


  • El objetivo es eliminar los depósitos de alquiler

Tus redes sociales, así como el uso que hagas de aplicaciones como Uber  o Airbnb dicen mucho sobre ti, pero no solo en tu faceta personal, sino también en el riesgo que asumen las empresas al venderte un producto.

Este es el gran descubrimiento que ha iluminado a Juan Cartagena. Un emprendedor español que ha lanzado un novedoso sistema de reputación basado en la huella digital. Cartagena, quien aterrizó en Norteamérica hace ya algunos años, se encontró a su llegada el problema de que no lograba alquilar ningún piso en el país porque carecía de calificación de solvencia.

Novedoso sistema de reputación basado en la huella digital. Clic para tuitear

Para poder compensar esta situación, los arrendatarios le solicitaban astronómicas cifras en concepto de fianza que podían alcanzar los 12.000 euros o en su defecto un avalista que respaldase la operación por valor de 35.000 euros.

Dicen que “de la necesidad, la virtud”, y precisamente esta fue la gran oportunidad de Juan Cartagena. La precariedad que padecían miles de inmigrantes y jóvenes que se enfrentaban a esta diatriba, fue la inspiración para lanzar Traity: el sistema de reputación online que reconoce la huella digital de las personas con el objetivo de eliminar los depósitos del alquiler.

Ahora, a través de Trustbond, Cartagena ha lanzado al mercado su primer producto, valiéndose de la tecnología de Traity mediante la formulación de una serie de algoritmos en los que se evalúa el riesgo de un inquilino fijándose en sus redes sociales como Facebook, Twitter y LinkedIn, así como las plataformas más populares para desplazarte o reservar alojamiento.

Evalúa el riesgo de un inquilino fijándose en sus redes sociales. Clic para tuitear

Cartagena defiende que su tecnología  contempla la creciente incorporación de nuevas redes sociales en el ecosistema digital (actualmente trabajan con 26 redes sociales) y que además analizan  aspectos como la veracidad de lo que contamos sobre nosotros. Por ejemplo, en LinkedIn, si decimos que trabajamos en Telefónica pero no tenemos ningún amigo que trabaje ahí, la persona evaluada no obtendría puntos para ser considerada “fiable”. En Airbnb o Uber, la puntuación se extrae gracias al análisis semántico de las reseñas que dejamos escritas y todos estos canales arrojan cada uno una puntuación de entre los que se obtiene una puntación individual para la calificación de solvencia.

El emprendedor español asegura que la predicción de su tecnología es altamente fiable y se anticipa al comportamiento del consumidor. “El año pasado conseguimos una patente de 20 reclamaciones”, apunta Cartagena.

La contraprestación de este servicio es que por deshacerse de la obligatoriedad de depósito de alquiler, habrá que abonar una garantía bancaria por valor de un 12% de lo que cuesta la fianza. Lo bueno es que aquellos que gozan de una buena reputación o los usuarios recurrentes  tienen opción a descuentos.

El objetivo es deshacerse de la obligatoriedad del depósito de alquiler. Clic para tuitear

También para los tecnófobos y los que huyen de las redes sociales existen alternativas para generarse su propia reputación online, porque por ejemplo, puede estimarse su perfil a través de una red de confianza. Esto sería mediante la recomendación de amigos que puedan avalar nuestra credibilidad y transferirnos parte de su reputación.

De momento Trustbond ha lanzado sus redes en Australia, como patner de la mayor aseguradora del país, pero quién sabe si pronto  vendrá a España para quedarse y evitarnos el gran desembolso que suponen las fianzas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here