Las 9 claves para proteger tu empresa de un ciberataque

Virus malicioso en un ciberataque
  • España se enfrenta cada año a una media de 94 ataques dirigidos

     

  • La ciberseguridad debe estar embebida en cualquier negocio

230.000 equipos infectados, 179 variantes de virus en 179 países y 1.200 infecciones en España podría ser un resumen de la crisis digital que ha desencadenado el ciberataque del virus WannaCry,  que está asolando el mundo.

El #ciberataque asola España con 1.200 infecciones Clic para tuitear

Según el Instituto Nacional de Ciberseguridad España sufrió en 2016 115.000 incidentes informáticos entre los registrados tanto en empresas como a particulares, lo que supone un 130% más que el año anterior.  Estos números sitúan a España como el tercer país más atacado del mundo después de Estados Unidos y Reino Unido.

La consultora tecnológica Accenture,  publicaba recientemente una encuesta a 2.000 expertos de seguridad de compañías de 15 países que indica que el exceso de confianza por parte de las empresas, las estaría poniendo en riesgo de potenciales ataques cibernéticos.

Así lo pone de relieve el informe  “Building Confidence: Facing the Cybersecurity Conundrum” del que se desprende que España se enfrenta cada año a una media de 94 ataques dirigidos, lo que equivale a dos o tres ataques exitosos cada mes.

España es tercer país con más #ciberataques del mundo tras Estados unidos y Reino Unido Clic para tuitear

Paradójicamente, estos datos se contraponen con los que ofrece el informe de Accenture que a nivel global sitúan en el 79% a las empresas que afirman que la ciberseguridad es parte de la cultura de sus empresas pero apenas el 40% estaría dispuesto a invertir en aminorar las pérdidas económicas que suponen.

Desde FMK-Foromarketing, ofrecemos una serie de recomendaciones y consejos para que las empresas puedan protegerse ante ataques digitales tanto en el marco interno como en su estructura organizativa:

Análisis de exposición al riesgo

La consultora tecnológica Accenture recomienda calibrar qué incidentes en materia de ciberseguridad podrían afectar a la empresa y qué consecuencias podría acarrear un ciberataque (demora de puesta en marcha de decisiones, cambios en la estrategia…)

Según necesidades

No hace falta derrochar recursos, porque no todas las empresas requieren el mismo grado de seguridad, ni todas cuentan con la misma estrategia de negocio. Examine los riesgos competitivos y  geopolíticos y fíjese en su competencia para detectar otras posibles amenazas.

Información y datos sensibles bajo seguro

El internet seguro es una buena opción si lo que quiere es que los datos de su empresa estén protegidos. Así, existen firewall de última generación que permiten la navegación mediante una red privada de fibra óptica. 

Actualización de software

En ocasiones por falta de tiempo o por pereza, se acumulan en los equipos las notificaciones de actualización de software durante meses. Tener al día nuestra configuración dificulta a los hacker el poder infectar nuestros equipos porque cada actualización es una mejora de la versión anterior que corrige también déficits de seguridad.

Cadena de mando

Las empresas no cuentan con planes pre-establecidos para distribuir los procesos y responsabilidades que conlleva un ataque cibernético.

Las empresas en España no cuentan con planes preestablecidos para protegerse de #ciberataques Clic para tuitear

Contraseñas alfanuméricas

Las contraseñas deben contener letras, tanto en mayúsculas como en minúsculas, además de números y símbolos para dificultar que puedan ser descubiertas con facilidad. También los mismos ordenadores, así como el material más sensible almacenado en las computadoras, debe estar protegido con claves.

Comprobar la procedencia de los remitentes de correos electrónicos

La manera más sencilla de asaltar a una empresa es solicitándole directamente información a través de un email. Para evitar un posible ataque, lo óptimo es confirmar la identidad de quien envía el correo electrónico, siempre que se pueda.

No descargar programas no autorizados

Hay que tener cuidado con dónde archivamos la información y evitar las descargas de programas y material desde fuentes no conocidas, puesto que una práctica habitual de los ciberdelincuentes el inocular virus desde los programas de estas aplicaciones

Realizar copias de seguridad

Los archivos y documentos deben contar con una copia de seguridad para que no perdamos la información almacenada. Los pendrives y discos duros externos pueden fallar y por ello, una buena solución es la contratación de un servicio de nube, que además ofrece una protección frente a  ciberataques mucho más exhaustiva.

La #ciberseguridad debería estar embebida en cualquier proceso de negocio Clic para tuitear

Jacob Benadiba, managing director de Accenture Security para España, Portugal e Israel, concluye que “la ciberseguridad debe estar embebida en cualquier proceso de negocio y formar parte inseparable de cualquier iniciativa de transformación digital”.

Dejar respuesta