Airbnb “blinda” los datos de sus clientes frente a Hacienda

Arnaldo Muñoz, director general de Airbnb en España
  • “Hay ciudades con más oferta no reglada que reglada”


  • Airbnb ha elaborado una guía fiscal

A la economía colaborativa cada vez se lo están poniendo más difícil y aún más a Airbnb. En concreto, la Dirección general de Tributos, que depende del Ministerio de Hacienda, acaba de confeccionar el borrador de un decreto que controlará de forma más estricta  las plataformas que median entre particulares.

Así, el departamento de Montoro ha establecido la obligatoriedad de presentar periódicamente una declaración informativa especial que contenga tanto el nombre de los propietarios de las viviendas , como el nombre de los clientes que allí se alojan, las noches que pernoctaron, el importe, así como el número de referencia catastral. Según” Hacienda”, el objetivo de estas medidas es prevenir el fraude fiscal de las personas que se dedican a alquilar sus inmuebles, aumentando el control sobre “las personas o entidades, en particular, las denominadas plataformas colaborativas, que intermedien en el arrendamiento o cesión de uso de viviendas con fines turísticos”.

Un decreto de Hacienda endurecerá el control sobre las plataformas colaborativas Clic para tuitear

El texto, pone especial atención en incluir en este control a aquellos inquilinos que se dedican a subarrendar las viviendas o cualquier uso y disfrute de las mismas. De lo que se trata, según la Cartera de Montoro, es de frenar la economía sumergida que ha proliferado en torno a Airbnb, puesto que muchos particulares obtienen jugosos beneficios por alquilar sus hogares a turistas.

Estas medidas vienen también a acallar a los hoteleros y apartamentos turísticos que califican como “foco de economía sumergida” estas prácticas, al tiempo que se colocan en connivencia con las protestas vecinales en Madrid y Barcelona, ante el fenómeno de la turismofobia.

Ramón Aragonés, consejero delegado de NH hoteles, se ha manifestado en este sentido expresando que ese sentimiento de turismofobia lo ha generado el alojamiento ilegal. “Hay ciudades con más oferta no reglada que reglada”, expresaba.

Clic para tuitear

Ante la presión ejercida por el sector hotelero y del propio Ministerio de Hacienda, Airbnb ha reaccionado obviando por completo estas complicaciones. La compañía radicada en San Francisco ha manifestado su voluntad de trabajar conjuntamente con los políticos para que el proceso sea transparente y simplificar los impuestos para los anfitriones.

Esta simplificación de los trámites es un compromiso de Airbnb mediante el que ha elaborado una guía fiscal en la que se detalla la forma en la que se tributan los rendimientos derivados de alquilar una casa a través de Airbnb y de qué manera elaborar las declaraciones.

Airbnb ha elaborado una guía fiscal para ayudar a los arrendatarios a tributar Clic para tuitear

El único punto en el que Airbnb se muestra inflexible es en la cesión de los datos personales de sus clientes, amparándose además en la directiva comunitaria de protección de datos. La compañía aduce además que solo en el caso de de que la justicia lo reclame, cederán los datos.

Respecto a las acusaciones de no perseguir el fraude de aquellos inquilinos que no pagan los ingresos recibidos, Aibnb se ampara en otra directiva de Bruselas que reza que los Estados miembros no pueden imponer a las plataformas colaborativas una obligación general de monitorizar o buscar de manera activa hechos o circunstancias que indiquen actividades ilegales.

Dejar respuesta