5 claves para el ‘pitch’ perfecto

Micrófono con gente de fondo
  • Emprender con éxito es una tarea muy complicada


  • El primer paso es buscar financiación, convenciendo a posibles inversores

Emprender con éxito es una tarea muy complicada. De hecho, 9 de cada 10 startups que inician su actividad, desaparecen antes de llegar a cumplir el tercer año. Por eso los que se atreven a emprender son unos valientes, porque se embarcan en la aventura de materializar una idea, en ocasiones con pocas nociones de gestión de negocio, aunque sí que dispongan de habilidades o experiencia en el ámbito en el que quieren dirigirse.

9 de cada 10 startups, desaparecen antes de llegar a cumplir el tercer año. Clic para tuitear

Una vez tomada esta decisión, el primer paso es buscar la financiación necesaria, y para conseguirla habrá que convencer a inversores externos para que apuesten por el proyecto y crean en él, con la misma ilusión con la que nosotros nos lanzamos.

Convencer a inversores externos para que apuesten por el proyecto y crean en él. Clic para tuitear

Por eso, el diseñar una estrategia sobre cómo nos vamos a dirigir a nuestros potenciales accionistas es un proyecto necesario que retoma la idea del ‘elevator speech’ (el discurso del ascensor) que consiste en vender la idea que tenemos en mente, en el mismo tiempo que dura una conversación de ascensor. ¿Cuáles son las claves para elaborar el ‘pitch’ perfecto’?

Ve al grano

Céntrate en no llevar la conversación por derroteros innecesarios. Si has logrado reunir el valor suficiente como para ponerte delante de un grupo de desconocidos y pedirles su dinero, ve al grano, porque raramente te concederán más de 10 minutos para contarles lo que quieres hacer. En este sentido debes enfocarte en mantener el contacto visual y absorber el máximo de atención de tu público porque cualquier descuido puede convertirse en una revisión de sus móviles y la pérdida de su interés.

No dudes

Si tú mismo no muestras seguridad en tu proyecto, nadie confiará su dinero a quien ve que no tiene muy claro lo que quiere hacer. El experto en habilidades sociales Diego Ortiz, explica que es necesario mantener el control de la situación, tener en tu mano toda la información disponible y llevar a cabo ejercicios de respiración y concentración para mantener a raya los nervios.

Lo ideal es que nos analicemos a nosotros mismos y tengamos identificados nuestros puntos débiles para poder anticiparnos a ellos. Demostrar seguridad, aunque por dentro estemos como un flan.

Nadie confiará su dinero a quien ve que no tiene muy claro lo que quiere hacer. Clic para tuitear

Prepárate para la ronda de preguntas

La preparación de tu ‘pitch’ no puede ser lo único que prepares y después te olvides del resto. No vale con soltar un discurso y pasar de todo. La parte más tensa y complicada de esta presentación de tu idea de negocio será la ronda de preguntas a la que te someterán los inversores. Estas cuestiones les avalarán que van a destinar su dinero a un proyecto viable y con garantías. Por ello no puedes dejar ningún cabo suelto porque cualquier detalle puede ser interpretado como una debilidad de tu proyecto, por lo que debes elaborar con previsión una lista de posibles preguntas que podrían plantearte.

Pon sobre la mesa decisión

Cuando hablas no tienes planes, sino decisiones resolutivas para ejecutar las cosas. Tu empresa es una realidad y tienes que mostrar todo el convencimiento de que se puede creer en ella y están en disposición de ofrecerle a tu accionista una parte del pastel.

Tu empresa es una realidad y tienes que convencer de que se puede creer en ella. Clic para tuitear

Cuida tu vestuario

Mark Zuckerberg puede hacer lo que quiera, precisamente porque es Mark Zuckerberg, pero tú deja las sudaderas y las chanclas para tus días de ocio y proyecta a través de tu imagen la visión de negocio acorde con tu público. Según la teoría de la conocida coach Carol Kinsey, solo tenemos 7 segundos para generar una primera buena impresión.

Dejar respuesta