¿Utilizan las empresas la técnica del Mistery Shopping?

¿Utilizan las empresas la técnica del Mistery Shopping?
  • Se trata de una técnica sencilla que se lleva a cabo en el mismo punto de venta.


  • Permite detectar y evaluar los índices de calidad del producto o servicio.

También conocido como mistery shopper o comprador misterioso, es una técnica que consiste en la falsa compra o contratación de un servicio, llevado a cabo por un equipo cualificado de personas especializadas en dicha técnica, con el fin de detectar y valorar una serie de variables concretas.

Esta técnica se lleva a cabo directamente en el punto de venta del establecimiento, al solicitar, como un cliente más, una serie de productos o servicios. Dicha técnica permite detectar y evaluar los índices de calidad del servicio como el trato, la eficacia o la profesionalidad. Las empresas están atravesando una etapa complicada en el mercado. Aún están en proceso de adaptación a las nuevas ideas de negocio y herramientas tecnológicas que han surgido, por lo que es fundamental mantener una alta calidad, así como un producto con un valor añadido, para captar la atención de los consumidores.

Hoy preguntábamos a nuestros lectores: “¿Utilizan las empresas la técnica del Mistery Shopping?”. El 62% de los participantes cree que las empresas no utilizan esta técnica para valorar como funciona su negocio o el de la competencia. Sin embargo el mistery shopper es una herramienta muy sencilla y eficiente a la hora de detectar los posibles fallos en la actividad que uno se propone. Además cualquier pequeña o mediana empresa puede utilizarla.

Existen muchas empresas que venden los mismos productos, y a un precio similar. La atención al cliente, junto con las estrategias de marketing y el saber hacer del vendedor, son seguramente los grandes elementos diferenciadores que permiten a cualquier empresa ofrecer una ventaja competitiva en un mercado tan homogéneo y atomizado.



Y es que hay que tener una cosa clara, el negocio depende de su protagonista, el cliente. Por ello debemos estar atentos para que los reyes del negocio no prefieran a la competencia y se conviertan en clientes fieles y prescriptores de nuestra empresa.