El secreto de las empresas más admiradas del mundo

  • Apple vuelve a ser la empresa más admirada


  • Marketing, una de las claves de su éxito

Como cada año, Fortune ha elaborado el ranking de las empresas más admiradas del mundo, pero… ¿cuál es el secreto de estas compañías? La respuesta es sencilla: MARKETING. A nadie le extraña que repitan Apple o Amazon en las primeras posiciones porque todos tenemos claro que son empresas dignas de ser admiradas.

¿Cuál es el secreto de las compañías más admiradas? La respuesta es sencilla: MARKETING. Clic para tuitear

Esta lista, elaborada por Fortune y Korn Ferry, se confecciona a partir de encuestas a altos ejecutivos, analistas, directores y expertos, que califican a las compañías en base a una serie de criterios que van desde el valor de la inversión y la calidad de su gestión y productos, hasta la responsabilidad social y su capacidad de atraer talento.

El Top 10 de las empresas más admiradas

Este año las compañías que se han consolidado como las 10 con más admiración despiertan son:

  1. Apple
  2. Amazon
  3. Berkshire Hathaway
  4. Walt Disney
  5. Starbucks
  6. Microsoft
  7. Alphabet
  8. Netflix
  9. JPMorgan Chase
  10. FedEx

Marketing, una de las claves de su éxito

El Marketing es una fuente muy interesante a la hora de generar recursos e incrementar el valor de cualquier compañía. Entender las estrategias que emplean estos gigantes para conseguir estar siempre en el Top 10 es una gran oportunidad para buscar insights que te ayuden en tus acciones. Además, aprender de sus tácticas y planteamientos puede ayudarnos a encaminar nuestros propósitos e innovar en nuestros planes.

Apple

La empresa de la manzana, que por decimosegundo año consecutivo se ha alzado con el primer puesto, es el ejemplo más claro de cómo la forma de vender y comunicar sus productos puede marcar la diferencia.

Apple no vende productos, vende afiliación, hace que todos queramos ser parte de su comunidad, nos hace sentir especiales. No ofrece solo sus artículos, sino experiencias y un estilo de vida que convierte a sus compradores en embajadores y prescriptores de su marca.

Han conseguido que llevar un Iphone o trabajar con un Mac se relacione con atributos como la modernidad, la creatividad o el estilo.

Amazon

La estrategia del Marketplace por excelencia es muy simple, el cliente siempre es lo primero. Jeff Bezos, fundador de la compañía, está obsesionado con que todos sus trabajadores piensen siempre en lo que quieren sus usuarios.

Esta filosofía ha llevado a que todos los managers de la empresa dediquen un periodo de tiempo a formarse en sus call centers. De esta forma, el CEO pretende que respondan directamente a las preguntas y reclamaciones con el objetivo de que no pierdan de vista para quién trabajan.

Un claro ejemplo de hasta qué punto emplean esta metodología es Kindle, un producto que nació de una compilación de las preferencias de sus usuarios.

Starbucks

La cadena de cafeterías más famosa del mundo tiene muy claro cómo conquistar a sus clientes, con experiencias. Cada uno de sus locales está pensado para que cautive a quién entra: olor a café, Wifi gratis, mobiliario acogedor…

Están muy centrados en satisfacer a su buyer persona, un perfil que puede definirse como gente de entre 25 y 45 años, de un nivel económico medio o medio-alto, urbana, interesada en las nuevas tecnologías, la personalización y siempre al tanto de las últimas tendencias.

Además, su servicio de atención al cliente es otro de sus grandes valores, buscan complacerlos facilitando los métodos de pago o con promociones exclusivas.

Disney

Las películas Disney se han convertido en un género por sí solas, todos conocemos sus canciones y tenemos algún artículo de sus protagonistas. Lo que comenzó como una empresa dedicada al entretenimiento se ha convertido en una factoría que ha diversificado completamente sus negocios llegando a crear grandes parques de atracciones centrados en su historia.

Una de las grandes claves que explica su éxito es la capacidad de segmentación de su audiencia. Disney ha creado productos específicos para cada uno de sus targets, desde cuentos de hadas y tiendas para niños, hasta los superhéroes más reales que atraen a los adultos.

Apúntate a nuestra Newsletter

Todas estas empresas han conseguido dar con la estrategia que más se adecuaba a sus necesidades, pero todas tienen algo en común, empiezan conociendo a su público y adaptan su oferta a la demanda de este.