Los hoteles y el turismo en España necesitan adaptarse

Los hoteles y el turismo en España necesitan adaptarse
  • A pesar de batir un número récord en turismo, también aumentó el número de turistas menos rentables.


  • Se trata de ocupar un puesto de cabecera a nivel de marketing cualitativo.

España recibió 68 millones de visitantes en 2015. El abaratamiento del crudo, la primavera árabe, los ataques yihadistas en los territorios musulmanes y la devaluación del euro explican el dulce momento del turismo español. Sin embargo también han aumentado el número de turistas menos rentables.

Esto se debe a que el sector hotelero en nuestro país está altamente atomizado. Por poner un ejemplo, Meliá, el grupo líder, tiene menos del 3,5% del mercado, y los 10 primeros grupos españoles apenas superan el 16%. Esto tiene un punto negativo, y es que esa fragmentación de la oferta ha abaratado el precio de los hoteles hasta muy por debajo de su valor, trayendo un turista de sol y playa que llega con todo pagado en su país de origen y no gasta nada más en el destino.

En Foromarketing creemos que ahora que estamos en la primera línea del turismo mundial y tenemos una base de clientes consolidada y recurrente, los hoteleros deben fortalecerse para crear riqueza en el destino, trabajando para poner en valor atributos de ocio, cultura y deporte que tenemos, además del sol y la playa.

Otra de las soluciones es la concentración, es decir, crear grupos empresariales fuertes con mayor de negociación frente a los turoperadores extranjeros, de manera que puedan atraer turistas de un mayor valor añadido.



Como cualquier sector empresarial, el del turismo también debe adaptarse a esta nueva etapa que se ha creado en el mercado. Los turistas tienen nuevas demandas, los hábitos de consumo están cambiando y ya no solo vienen en busca de buen tiempo. Es por esto que en Foromarketing abogamos también por ocupar un puesto de cabecera ya no solo a nivel cuantitativo, sino también a nivel de marketing cualitativo. Se trata de poner en valor diferentes cualidades que tenemos a nivel de país y que son menos conocidas para la gran parte de los viajeros, como el turismo gastronómico, el cultural o el de deporte.