Lo último en Neuromarketing y su revolución en el mundo digital

Inteligencia artificial
  • La tecnología wearable explica cómo se comporta nuestro cuerpo a ciertos estímulos


  • La revolución digital afectará al CRM de las empresas

Tu cliente tarda 2,5 segundos en decidir si te compra o no, y 95% de las decisiones de compra se toman desde el inconsciente. Es decir, tu subconsciente tiene mucho que decir sobre tus hábitos de consumo. Hablemos de Neuromarketing.

Vas por el supermercado haciendo tu compra semanal. Te paras en la sección de lácteos. Buscas yogurt natural, sin azúcar. Vas a elaborar una receta nueva que un colega del trabajo te ha aconsejado. Ves una marca, unos envases, unos colores, notas el frío del frigorífico atravesando tu ropa, los olores que te llegan desde las otras secciones y la música que suena de fondo junto a una voz informativa: Oferta 2×1 en guisantes congelados.

De toda las marcas que ofrecen yogurt natural, te decantas por un pack de 6 con un packaging azul cielo por 3,25 euros. ¿Crees que esta decisión la has tomado tu y solamente tu sin la influencia de ningún otro factor o persona? Si tu respuesta es no, estás en lo cierto.

¿Qué es neuromarketing?

El neuromarketing estudia y analiza cómo se comporta el cerebro ante determinadas situaciones. Estudia los procesos cerebrales en los que descansa el proceso de compra, habiéndose descubierto que las emociones juegan un papel mucho más importante de lo que se pensaba. Así como los múltiples pensamientos inconscientes del consumidor de los cuales ni el mismo sabe que están interfiriendo en su decisión de compra.

El #neuromarketing analiza los pensamientos inconscientes del consumidor, de los cuales ni el mismo sabe que interfieren en su decisión de compra Clic para tuitear

Sobre neuromarketing se ha hablado largo y tendido. Los profesionales del marketing saben que, bien utilizado, la ventaja competitiva que ofrece es bestial. Por eso, hoy te contamos lo último en Neuromarketing y cómo afectarán a tus ventas.

Combinación de Neuromarketing e Inteligencia Artificial

Combinar neuromarketing con Inteligencia Artificial puede generar resultados potentes y explosivos. Esto nos lleva a hablar de Google RankBrain, el motor de inteligencia artificial de Google. Hoy en día, su criterio es de los más importantes, por no decir el más importante del gigante tecnológico. Su precisión a la hora de medir el engagement, el CTR y la experiencia post-clic ha sido captado por el ojo de Google. Lo que hace, básicamente, es conseguir que se muestre exactamente el contenido que estas buscando. Y, de paso, le sirve a Google para evaluar la calidad de tu contenido.

Si quieres desarrollar contenidos para RankBrain necesitas un buen seo. Alguien que haga estudios de tendencias, infografías, resúmenes, construya una arquitectura web, establezca lenguaje HTML. etc. De este modo, el contenido de tu web se valorará por el nivel de clics (CTR) que acumule tu página.

La pregunta que viene después es: ¿Cómo puedo saber si el contenido de mi página web es buscado por el cliente? Quizá deba modificarlo, amplicarlo o cambiarlo completamente.

La respuesta la tienen los bots, capaces de emular interacciones humanas, incluyendo emociones. Y ahora sí, entra juego el neuromarketing ¿Por qué? Porque como seres humanos, nos sentimos mejor cuando empatizan con nosotros. Cabe resaltar que el mercado de la Inteligencia Artificial Emocional creará 36 billones de dólares para 2021. Muchas empresas se están poniendo las pilas en esta dirección.

El mercado de la Inteligencia Artificial Emocional creará 36 billones de dólares para 2021#IA #InteligenciaArtificial Clic para tuitear

La revolución del Internet de la Cosas (IoT)

Esta fusión entre IA y neuromarketing va mucho más allá de esos bots que “tratan” de simular el comportamiento humano. Este mix tan potente se traduce en chips incorporados a cualquier objeto físico, como vehículos, máquinas, electrodomésticos y más, que utilizan sensores y APIs para conectarse e intercambiar datos por Internet. Es el Internet de las Cosas.

También existe lo que llamamos “tecnología wearable”. Es decir, colgantes que traducen lo que dices a otro idioma, gafas con realidad aumentada, pulseras que miden nuestra exposición al sol, la tensión o la temperatura corporal, zapatillas que proporcionan calor o frío a tus pies, camisetas que miden tu ritmo cardíaco o cinturones que te avisan si te has saltado la dieta.

En un futuro la cantidad de wearables que se incorporaran a nuestras vidas afectarán a nuestras decisiones de compra. Sus límites sólo los tiene nuestra imaginación.

La Hiper-Personalización: la gran protagonista de 2020

Te ponemos un par de ejemplo:

Loreal presentó un pequeño parche que, adherido a la piel, te indicaba los niveles de exposición solar. La empresa CareOs utilizó un espejo de análisis facial que te daba consejos de belleza. Omon HeartGuide sacó una pulsera que te daba información sobre tu salud en tiempo real.

Estas tecnologías portables permiten al proveedor conocer datos acerca de quien las usa. Datos ambientales, ubicación, clima, hora, datos personales como la frecuencia de uso de un producto o el estado de salud.

Esta podría convertirse en una fuente de información constante y fiable para el neuromarketing para entender a los clientes, entregar publicidad personalizada y, sobre todo, relevante.

El 5G y la experiencia del usuario

Las reglas del juego cambiarán con la llegada de a quinta generación de telefonía móvil. El 5G y su velocidad de conexión tendrá repercusión real sobre las campañas publicitarias. Ya son varias las marcas que han presentado tecnologías con 5G, las cuales esperan poder comercializar a finales de 2019.

Las cosas cambiarán para los profesionales del marketing, desarrolladores y compañías. Pues, conocedores de lo que significa mayor rapidez de descarga en el mundo actual, hallarán el camino para convertir la realidad aumentada, los videojuegos avanzados o el IoT en aspectos esenciales de nuestro día a día. Esta velocidad afectará en gran medida a la decisión de compra por parte del cliente.

Finalmente, podemos decir que todos estos aspectos que se engloban dentro del estudio del neuromarketing tienen mucho que ver entre sí. Esta revolución digital afectará a la relación con el cliente (CRM), la cual siempre ha de ser tenida en cuenta desde el punto de vista humano. El objetivo es construir relaciones duraderas mediante la comprensión de las necesidades y preferencias individuales. Fidelizar a los clientes. Saber quiénes son, cuáles son sus gustos, qué quieren, cuándo lo quieren y cómo lo quieres.

Apúntate a nuestra Newsletter

El neuromarketing y la revolución digital nos dan las herramientas para llegar a ese objetivo.