Generación Z vs. Millennials

La Generación Z llega para destronar a los millennials. Durante los últimos años, hemos estado oyendo hablar a las empresas sobre nuevas generaciones con perfiles muy diferentes a generaciones pasadas, lo que influye notablemente en los comportamientos de compra.

Es el caso de los famosos millennials”, grupo demográfico nacido entre 1980 y principios de los 90, caracterizado por la hiperconectividad a través de Internet y Redes Sociales, el uso de las nuevas tecnologías, el culto a sí mismos y un patrón de consumo basado en el boca a boca. 

La Generación Z

Sin embargo, surge ahora otra generación, que viene a quitarle el puesto a los “millennials” y convertirse en el punto de mira de las marcas. Es la “Generación Z”, formada por los nacidos entre 1994 y 2010 y que representa ya el 25,9% de la población mundial. Se tratará del consumidor del futuro, por lo que las empresas han de conocer sus hábitos de consumo, intereses, preocupaciones y motivaciones.

En comparación con sus predecesores, la Generación Z presenta una categoría de consumidor totalmente diferente. Los miembros de esta generación están marcados por la crisis económica, por un mundo amenazado por el terrorismo y han sido bombardeados con mensajes sobre la importancia del medioambiente y lo ecológico. Sumando todas estas particularidades, el consumidor perteneciente a dicha generación, es un consumidor sensible, comprometido y concienciado con el mundo en el que vive, además de buscar constantemente cambiar la realidad que le ha tocado vivir.

La Generación Z también están hiperconectados y hacen un uso excesivo de Internet. Clic para tuitear

Además, los miembros de la Generación Z también están hiperconectados al igual que los “millennials”, y hacen un uso excesivo de Iternet y las nuevas tecnologías. Es por ello, que el reto de las marcas con respecto a este nuevo grupo de consumidores reside en saber diseñar e implementar estrategias online, en saber adaptarse los nuevos canales de comunicación del siglo XXI, y en definitiva en comunicar su mensaje a través de aquellos medios donde esté su público objetivo.

Si hay una evidencia clara es que el auge de Internet, las Redes Sociales y las Nuevas Tecnologías han traído consigo una nueva forma de comunicación entre las empresas y los consumidores más jóvenes, y ante cualquier cambio…



“…si quieres seguir adelante, debes saber adaptarte.”