Futurizz se convierte en el núcleo de la transformación digital

Futurizz 2016
  • Mobility, Big data, Digital technologies o e-commerce serán alguna de las temáticas de este evento.

Bajo el título “The Future of Digital Business” comenzaba ayer en IFEMA (Madrid) la primera edición de la feria y el congreso Futurizz, un congreso fusiñon de OMExpo y eCOMExpo, que centra sus actividades, conferencias y seminarios en el negocio digital, en concreto en la transformación que están experimentando las empresas españolas en materia digital y que durante dos días convierte a la capital de España en el centro neurológico de la innovación.

Internet ha tomado el control del mercado y ello ha obligado a las empresas a  disponer de una estrategia digital para la consecución de resultados óptimos, pues cada vez más se observa el valor real tan importante que aportan las nuevas tecnologías a los consumidores. Un consumidor que se convierte sin duda en el principal protagonista de esta revolución tecnológica.

Según Saskia van Liempt, la nueva directora de Futurizz, la principal novedad este año es la forma en la que se va a abordar el contenido, estructurado en diversas temáticas: mobility, big data y analytics content, perfomance social media, digital technologies, e-commerce y marketing digital.

La digitalización es, sin duda, el fenómeno que más está transformando a las empresas y a su entorno competitivo, con el objetivo de dar respuesta a todas sus dudas y demandas nace Futurizz. Un evento que durante dos días acogerá a más de 10.000 visitantes, reunirá a los gurús del mundo digital y que sirve como punto de referencia para todas aquellas empresas que quieran dar un paso más en su proceso de digitalización, como por ejemplo las principales multinacionales del sector como Microsoft o Twitter, pero también compañías que están comenzando este proceso de innovación como Correos o Banco Santander.



Y es que en la actualidad solo el 13% de las empresas españolas se decantan por Internet para vender sus productos o servicios, un hecho que en plena brecha digital pone de manifiesto el largo camino que queda todavía por recorrer.