“Queremos consolidar a Mercado de Motores como un clásico de Madrid”

Contenidos del Post

Teresa Castanedo, Cofundadora de Mercado de Motores.

La variedad de productos y puestos, el trato cercano y profesional de los vendedores así como el singular escenario donde se ubica, ha consolidado al Mercado de Motores como una cita imprescindible en la agenda cultural de Madrid que, gracias al esfuerzo de sus fundadores, Teresa Castanedo y Juan Fraile, se ha afianzado como un clásico de la capital. Un plan que durante un fin de semana compite de tú a tú con el mismísimo Rastro,

Teresa Castanedo, a quién muchos recordarán por ser uno de los rostros del informativo de la noche en Telemadrid, y con quien FMK-Foromarketing ha tenido la oportunidad de hablar, nos asegura que tenemos Mercado de Motores para mucho tiempo y que, pese a que nunca sabrá con certeza si la decisión de apartar el periodismo de su vida por el emprendimiento fue la adecuada, “al menos no me quedo con la duda y trabajo en algo que me apasiona”. Una pasión que comenzó con 20 puestos en una nave de motores del Metro de Madrid y que en la actualidad ya cuenta con más de 100 y centenares de asistentes. La próxima cita, el 8 y 9 de octubre en Madrid.

mercado4_opt
Foto de Josetxu Miguel

¿Cómo nace Mercado de Motores?

Surge de ver los mercados que hay en las distintas ciudades europeas. En Nueva York, por ejemplo, hay mercados de segunda mano, de diseño, foodtracks, mercados callejeros, más caros o más baratos, a cubierto o al aire libre, etc. Grupos de comerciantes que hacen de un periodo pequeño de ventas, que normalmente coincide con un fin de semana, un motivo de fiesta y de ocio y un sitio donde además de comer puedes comprar o disfrutar de música en directo. Y nos parecía que en Madrid no había nada parecido y que podría ser algo interesante por hacer y que al público le gustaría.

¿Por qué decidís utilizar el espacio del Museo del Ferrocarril para instalar el mercado?

Primero estuvimos en un recinto propiedad de Metro de Madrid, que se llama Nave de Motores, donde se albergan unos antiguos motores que suministraba de red eléctrica al Metro de Madrid hace 50 años, lo alquilamos y empezamos ahí a hacer el mercado. Pero pronto vimos que se nos quedaba pequeño y que se formaban muchas colas para entrar porque parecía que estaba gustando y decidimos irnos a un recinto más grande.

Y El Museo de Ferrocarril cumplía las condiciones.

Sí. Pero además también queríamos algo industrial, algo inesperado para el público, porque en principio no tiene nada que ver con un mercado, sino con un museo de trenes.

¿Cuál es el target principal al que os dirigís? ¿Varía según la oferta?

Tenemos un público muy heterogéneo y una tipología de visitantes muy amplia. Hay desde familias con niños a personas mayores o grupos de amigos jóvenes, etc. Yo creo que, en parte, gracias a la gratuidad del evento.

Has comentado que en la mayoría de ciudades europeas son muy típicos este tipo de mercados. ¿Cuál es la aceptación por parte del turista extranjero?

Lo cierto es que tenemos mucho turista que nos visita, y salimos en muchos blogs. En cualquier guía turística de París, Londres, Nueva York o Berlín hay un apartado de mercados y mercadillos y que se lo puedan encontrar también en Madrid les gusta mucho porque pueden conocer y ver otro tipo de mercado.

¿Cada fin de semana la oferta de puestos es distinta?

Sí la variamos, aunque hay muchos que repiten porque tiene mucho éxito. Gente que edición tras edición le va bastante bien, y eso a nosotros nos gusta. Pero intentamos innovar la oferta y que siempre podamos ofrecer de todo, no limitarnos a nada.

Puesto vintage Mercado Motores
Foto de Josetxu Miguel

La próxima edición de Mercado de Motores tendrá lugar los días 8 y 9 de octubre. ¿Qué es lo que se pueden encontrar todos los asistentes?

No hacemos ediciones temáticas ni apostamos por algo concreto. No decimos esta edición por ejemplo zapatos no. Intentamos tener un equilibrio entre todo tipo de productos. Siempre hay un poco de todo: mueble de segunda mano, mueble de diseño, textil de diseño, textil de segunda mano; también hay productos gourmet, libros infantiles, juguetes, ropa, etc.

En Mercado de Motores intentamos tener un equilibrio entre todo tipo de productos Clic para tuitear

Háblanos un poco de la relación con los expositores.

Nos gusta que la gente tenga una marca, que atiendan el puesto los propios creadores del producto, los dueños del negocio. Eso es lo bueno de Mercado de Motores, que te atiende la persona que conoce de primera mano lo que vende aportándole un valor añadido a la compra. No suele haber dependientes.

¿Y cómo y por qué elegís a unos y no otros? ¿Cuáles son los requisitos que deben cumplir?

Ellos son los que contactan con nosotros directamente y nosotros hacemos una selección según el tipo de producto y según lo que nos puede interesar o resultar atractivo para el mercado. Hay quien te ofrece productos típicos de mercadillo o quien te ofrece algo más superior en cuanto a diseño y propuesta. Se valoran todos los aspectos en conjunto.

¿Cuál crees que es la clave del éxito de un concepto de negocio como el de Mercado de Motores?

Yo creo que parte del éxito lo tenemos en que siempre nuestra oferta resulta interesante, tengas la edad que tengas e independientemente del nivel económico. Siempre tenemos visitantes nuevos, en concreto un 10% total de gente que nos visita lo hace por primera vez.

El éxito de Mercado de Motores es que toda nuestra oferta resulta interesante Clic para tuitear

¿Y el elemento diferencial frente a otro mercado típico en Madrid como es El Rastro?

Digamos que nosotros aportamos y complementamos al Rastro. Compartimos en que ambos mercados somos un plan para pasar toda la mañana disfrutando, pero, a diferencia del Rastro, nosotros ofrecemos más variedad, porque en el Rastro no hay pequeños empresarios que te ponen un puesto de ropa de hogar actual o no encuentras una chica que hace sombreros actuales y de primera mano. En el Rastro hay tiendas de antigüedades del siglo XIX buenísimas, pero nosotros tenemos también antigüedades, sólo que más años 50 o 60.

Mercado de Motores es un plan perfecto para pasar toda la mañana disfrutando Clic para tuitear

¿Por qué os decidís por un mercado ‘itinerante’ en el tiempo  y no continuado?

Porque la organización es muy costosa. En el Rastro los puestos son de cada comerciante, como dice el refrán ‘ellos se lo guisan y ellos se lo comen’, nadie les organiza; nosotros en Mercado somos intermediarios y cada mes tenemos que gestionarlo todo desde el principio, porque, por ejemplo, las medidas para cada puesto son distintas a la vez anterior. Otro ejemplo, el Rastro está vigilado por la policía municipal de la Comunidad, es un servicio que ofrece la ciudad, nosotros en cambio ponemos una vigilancia y una limpieza extra gestionado y contratado por nosotros.

¿Habéis tenido muchos impedimentos para poner en marcha el negocio? ¿Cuál ha sido el mayor reto?

Lo más costoso al principio fue obtener una licencia que amparara la actividad que desarrollamos.

¿Y a nivel burocrático o administrativo, los organismos públicos os han ayudado?

Como bien comento, tuvimos un poco de complicaciones a la hora de estipular qué tipo de licencia necesitábamos. No se ponían de acuerdo, salvo eso nada más.

¿Habéis contado con un equipo que os haya asesorado, o habéis contado algún tipo de ayuda financiera?

No. Juan y yo nos hemos encargado de todo, desde la idea hasta el capital invertido, porque los bancos no te dan nada, a nosotros por lo menos.

mercado3_opt
Foto de Josetxu Miguel

Has comentado alguna vez que en España el sector de segunda mano asequible ha tardado en llegar. Ahora mismo, ¿en qué situación se encuentra? ¿Tiene futuro?

Yo creo que sí. En España éramos menos modernos, más reticentes, abiertos en ese sentido, y ahora ocurre todo lo contrario. A la gente le encanta la segunda mano y no le da ‘reparo’ ponerse un vestido que haya sido de otra persona. En cuanto a los muebles, a la gente le empieza a gustar menos lo estándar y lo homogéneo y más tener muebles antiguos, con un valor añadido.

Últimamente los consumidores se decantan mucho por productos a precios más baratos. ¿La crisis ha tenido un poco la culpa?

No creo que sea tanto la crisis sino un cambio de tendencia en la oferta y demanda del mercado.

Sois muy activos en redes sociales. ¿Qué importancia le dais como plataforma de promoción para vuestro negocio? ¿Es imprescindible para llegar a un mayor público?

Totalmente. Es imprescindible contar con redes sociales. Ahora mismo es casi tu plataforma de comunicación con el mundo. Ante dependías de que un periódico dijera que tu evento se iba a celebrar para que la gente se enterara. Había muchas presiones en prensa y televisión para que sacaran tu noticia, ahora todos tenemos nuestro pequeño medio de comunicación y nos comunicamos a través de ellas clarísimamente.

Y os permite además conocer de primera mano la opinión de tu cliente. Tener un mayor feedback.

Sí, cosa que antes no se podía. Nosotros, por ejemplo, recibimos muchísimos mensajes por Twitter y Facebook preguntando por horarios, por si el recinto es accesible para personas con sillas de ruedas, para niños, etc. Y les contestamos al momento.

Museo Ferrocarril (Mercado Motores)
Foto de Josetxu Miguel

¿Cuál es el siguiente paso u objetivo que os fijáis en el Mercado de Motores?

Ampliar el modelo en cuanto a días o superficie no queremos en ningún caso, porque Mercado de Motores es bastante grande y potente tal y como está. Lo que sí tenemos que hacer es moverlo continuamente, que tengamos cosas distintas cada vez, y eso lo conseguimos a través de los conciertos, a través de las actuaciones de teatro que realizamos, etc.

En resumen, sorprender cada mes a todos los asistentes.

Exacto. Sabemos que lo que es el evento en sí siempre es el mismo y se repite, pero trabajamos para ofrecer algo distinto respecto a la vez anterior.

¿Por qué decides cambiar el mundo del periodismo por el del emprendimiento?

Porque llevaba mucho tiempo haciendo lo mismo y me veía con pinta de seguir haciendo lo mismo hasta que me jubilara, y no quería que eso me ocurriera. Quería cambiar y explorar nuevos mundos, nuevas actividades.

¿Qué valores o cualidades crees que tiene que tener un buen emprendedor?

Que sea camicace, y más si quiere emprender en Madrid. Porque es muy difícil ser empresario en España. Y es una pena porque luego se quejan los políticos, dicen que nos ayudan y que en España no hay crisis industrial, pero no es del todo cierto.

El emprendedor español debe ser un poco camicace porque no todo es tan fácil Clic para tuitear



Para terminar. ¿Qué balance haces de todos estos años?

El balance que yo hago es como el que hace, creo, cualquier empresario español, con sus buenos momentos y sus malos. Los malos siempre relacionados con la cuestión de licencias o económicos, y los buenos cuando ves que a la gente le gusta tu propuesta. Esto último te produce mucho orgullo.