La amenaza de los nuevos entrantes depende de las barreras de entrada existentes en el sector. Estas barreras suponen un grado de dificultad para la empresa que quiere acceder a un determinado sector. Cuanto más elevadas son las barreras de entrada, mayor dificultad tiene el acceso al sector.

Hay seis fuentes fundamentales de barreras de entrada:

  • Economías de escala. Se refieren a la disminución en costes unitarios de un producto cuando aumenta el volumen de compra.
  • Diferenciación de producto. Significa que las empresas establecidas tienen la identificación de marca y lealtad de cliente; esto crea una fuerte barrera de entrada, ya que fuerza a los posibles entrantes a gastarse fuertes sumas en construir una imagen de marca.
  • Requisitos de capital. Necesidad de invertir recursos financieros elevados, no solo para la constitución de la empresa o instalaciones, sino también para conceder créditos a los clientes, tener stocks, cubrir inversiones iniciales, etc.
  • Acceso a los canales de distribución. Necesidad de conseguir distribución para el producto. La empresa debe persuadir a los canales para que acepten su producto mediante disminución de precio, promociones,etc., reduciendo beneficios.
  • Curva de aprendizaje o experiencia. El know how o saber hacer de toda empresa marca una importante limitación a los posibles competidores que tienen que acudir de nuevas a ese mercado concreto.
  • Política del gobierno. Puede limitar o incluso cerrar la entrada de productos con controles, regulaciones, legislaciones, etc.
« Volver al Diccionario de Marketing