¿Apuestan las empresas por el Neuromarketing?

¿Apuestan las empresas por el Neuromarketing?
  • El neuromarketing permite conocer la relación entre el cerebro y la conducta del consumidor.


  • El 67% de los encuestados cree que se trata de una técnica al alza en las marcas.

Hoy en día el neuromarketing se percibe aún como una disciplina emergente y de gran potencial. Si bien el marketing tiene una importante limitación por falta de apoyo empírico, la neurociencia ha provocado la fusión de ambas disciplinas, produciendo así una integración enriquecedora.

Es así como el neuromarketing estudia cómo los seres humanos toman decisiones sobre determinados objetos que valoran y sus intercambios. Ejemplos de ello serían cómo evaluamos la compra y venta de productos, la reputación de una marca, la aceptación de riesgos, la valoración de recompensas o la involucración sensorial.

Está claro que el neuromarketing es una disciplina que está al alza. Por esto preguntábamos hoy a nuestros lectores que si las empresas apuestan por el neuromarketing como técnica para averiguar la conducta del consumidor. Un 67% de nuestros encuestados cree que, en efecto, son cada vez más las marcas que utilizan esta técnica como un método empírico para conocer los actos que nos impulsan a consumir determinados productos.

El 67% de los encuestados cree que las marcas utilizan el neuromarketing Clic para tuitear

Y es que el neuromarketing permite obtener información sobre los procesos mentales que no percibimos de manera consciente, los cuales parecen suponer alrededor del 85% de nuestras decisiones de compra, ya que la mayoría de ellas vendrán dadas por estímulos subconscientes que ninguna técnica de estudio convencional puede medir.



Gracias a esto, se podrán optimizar las estrategias de marketing tradicional y, así, mejorar las técnicas y recursos publicitarios y ayudar a comprender la relación entre el cerebro y la conducta del consumidor, algo que no puede lograrse de otro modo hoy en día y que constituye el desafío más importante para el marketing del siglo XXI.