Continúa el dominio de Amazon, ahora también en los medios audiovisuales

Amazon domina también los medios audiovisuales
  • En su lucha por dominar los medios audiovisuales se adentra en el mundo de la televisión y el cine.

  • Un servicio de suscripción de carácter mensual que permitirá a los seguidores acceso a contenidos propios en streaming.

Amazon se reinventa de nuevo. No solo se conforma con ser líder en comercio electrónico, sino que en su lucha por dominar también los medios audiovisuales se adentra en el mundo de la televisión y da el salto al cine, ofreciendo un servicio audiovisual llamado Prime Video. Un canal de televisión online que apuesta por contenidos como series o películas y que está plantando cara a las grandes productoras norteamericanas.

En un mercado tan cambiante y complejo como el actual, es necesario tomar decisiones arriesgadas que a larga den sus frutos. Ya hemos comentado anteriormente que el Plan estratégico de Amazon, así como su crecimiento, es imparable y sin duda la innovación y la creación de valor añadido son los  principios en los que se fundamenta la compañía.  Por eso, esta nueva estrategia comercial por parte del gigante americano no sorprende a nadie.

El servicio que hasta ahora ofrecía la compañía se centraba en el Servicio Prime que Amazon ofrecía a cambio de una suscripción anual de 99 dólares, un servicio que permitía además de acceder a contenido multimedia, disponer de tus pedidos en un plazo máximo de 2 días o servicio ilimitado de música; ahora Amazon quiere ocupar posibles nichos de mercado abandonados y centrará su nuevo proyecto en un servicio de suscripción más barato, de carácter mensual de apenas 8 dólares que permitirá a los seguidores acceso a contenidos propios como la serie “Mozart in the Jungle”, entre otras, pero también a un total de 14 películas que serán lanzadas a lo largo del año, todas ellas de contenido propio. Hecho que sitúa a Amazon como el principal competidor de Netflix, el hasta ahora principal servicio de streaming en EE.UU.

Aunque los esfuerzos de la compañía norteamericana no quedan aquí. El Big Data también se ha convertido en el principal objetivo de Amazon, quien analiza todo lo que se compra y se ve en su plataforma. Una especie de test de concepto que permitirá extraer conclusiones que ayuden a reducir el margen de error y conseguir mayor rentabilidad.



Queda por tanto claro que disponer de una buena estrategia es indispensable para que una compañía pueda, no solo sobrevivir, sino posicionarse en un lugar destacado dentro del mercado, aumentando exponencialmente las ventas. Algo que al parecer, Amazon tiene muy claro.