La industria se sube al carro del ‘Internet de las cosas’

máquina industrial y un hombre
  • Las industrias pueden prever el aprovisionamiento y planificar el mantenimiento


  • Apuestan por inyectar capital en estas soluciones

Mucho hemos oído hablar en los últimos tiempos sobre el internet de las cosas. Esa especie de interconexión digital que ensambla a los objetos cotidianos con internet, y que a su vez hemos ido incorporando como concepto en nuestra forma de hablar. No referimos en concreto a esas posibilidades ilimitadas de digitalizar nuestros recursos y darles aplicación para nuestra vida.

En el barro mediático este ‘Internet of Things’ denomina a todo aquello que suene a digital, Pero, ¿ qué es y para qué sirve realmente?

El Internet de las cosas (IoT) está más estrechamente relacionado con la recogida de datos o Big Data que se obtienen como resultado de la incorporación de sensores en esos objetos de uso cotidiano a los que aludíamos al principio. Así, a través de un algoritmo se puede extraer información de valor con la que programar un objeto de modo que reacciones de un determinado modo frente a un estímulo al que lo sometamos. Sería algo así como dotar de inteligencia lo que nos rodea, de manera que se puedan automatizar procesos y prever su modo de actuación.

Dotar de inteligencia lo que nos rodea para automatizar procesos y prever su modo de actuación. Clic para tuitear

Pongamos ejemplos en los que aterricemos estos conceptos en nuestro día a día. Por ejemplo, si nuestro frigorífico tuviese incorporado los sensores necesarios y acumulara los datos de nuestros hábitos de consumo, podría hacer la compra por nostros y mandar la orden al supermercado online que eligiéramos antes de que el producto se agotase.

Esto sería aplicable también a la capacidad de monitorizar nuestro propio cuerpo para tener un control exhaustivo de nuestra salud y así prevenir enfermedades. Incluso, si ajustásemos al máximo la precisión del algoritmo, podríamos predecir con gran certeza un ataque al corazón.

Estas aplicaciones que parecen futuristas están ya en nuestro mercado y presentes con mucha fuerza en algunos países. Sin embargo, el sector industrial es el que está tomando la delantera en la incorporación  de esta tecnología, más concretamente en la industria pesada, la manufactura y la logística.

Valga la muestra de lo que está sucediendo en las grandes cementeras de la India, donde a través de sensores en la maquinaria se puede saber qué piezas pueden averiarse y cuándo será necesario cambiarlas. Esto significa que las empresas están en disposición de prever el aprovisionamiento y planificar el mantenimiento, lo que ahorra tiempo y dinero para la compañía.

El sector industrial está tomando la delantera en la incorporación de esta tecnología Clic para tuitear

En muchos casos, una pieza de sustitución puede tardar días o semanas en llegar y paraliza por completo el proceso de producción.

En este sentido, las empresas del sector industrial están apostando por inyectar capital en este tipo de soluciones porque consideran que tiene un excelente retorno a la inversión, no tanto a corto plazo, pero sí a medio y largo.

Esta es la explicación por la cual con el IoT industrial está creciendo a un ritmo exponencial: es rentable respecto a otras tecnologías. De otro lado, otros sectores aún se muestran escépticos a implantar el internet de las cosas porque no son capaces de calcular el ROI de esta inversión ni si será verdaderamente provechoso destinar capital a este tipo de soluciones.

El IoT industrial está creciendo a un ritmo exponencial: es rentable respecto a otras tecnologías Clic para tuitear

Mientras que la industria avanza con paso firme hacia la automatización de procesos, y camina rápido en esa dirección, el sector público se compromete en las portadas de periódicos a la digitalización de la smart cities, pero se queda en la espuma de los titulares. Todavía habrá que esperar para que las ciudades inteligentes sean una realidad.

De un modo o de otro, el Internet de las cosas va a alcanzar a todo lo que nos rodea transformando por completo nuestra realidad. Un proceso que ofrecerá soluciones al comercio, la medicina, el trabajo e incluso tocará nuestra manera de gestionar la vida social y el ámbito más privado.

El Internet de las cosas va a transformar por completo nuestra realidad Clic para tuitear

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here