El turismo en España necesita una estrategia de Marketing

  • España se consolida como el segundo destino más visitado

  • Túnez, Grecia, Turquía o Croacia, ganan terreno

El turismo siempre ha sido uno de los principales motores de la economía española, de hecho, los últimos estudios realizados por el World Travel & Tourism Council muestran que nuestro país tocó techo en 2018 con 191.000 millones de aportación al PIB nacional, algo que supone un 15% del total. Estas cifras hacen que el turismo triplique la contribución de sectores tan consolidados como el de la automoción.

España es un destino elegido por millones de visitantes extranjeros cada año y en 2018 se consolidó como la segunda nación más visitada del mundo, según el informe de la Organización Mundial de Turismo. A lo largo del pasado año se incrementó en 83 millones el número de viajeros respecto al anterior, algo que supone un crecimiento del 1%.

España se consolida como el segundo destino más visitado en 2018 según de la Organización Mundial de Turismo. Clic para tuitear

Además, España obtiene también el segundo puesto como el país que más ingresos recibe gracias a esta actividad con 67.000 millones de euros durante este año y un aumento del 4% en relación con el 2017.

El ranking de visitas sigue liderándolo Francia con 89 millones y un crecimiento anual del 3% y el tercer puesto lo ocupa EEUU con 83 millones y un incremento del 4%.

Atendiendo al gasto que realizan los viajeros, las posiciones se tornan y es el gigante americano quien encabeza la lista, seguido de España y Francia.

A pesar de los datos tan positivos que se arrojan sobre España, si realizamos un DAFO/FODA vemos que destinos como Túnez, Grecia, Turquía o Croacia, suponen una seria amenaza para el sector turístico nacional. Tras un ciclo de bonanza y crecimiento, el mercado turístico español presenta los primeros síntomas de desaceleración.

Destinos como Túnez, Grecia, Turquía o Croacia, suponen una seria amenaza para el sector turístico nacional. Clic para tuitear

Este hecho viene provocado principalmente por la fuga de turistas británicos y alemanes, que en los últimos años han sido los principales visitantes de nuestro país. Destinos como Túnez, Grecia o Croacia, han empezado a robar terreno a las costas españolas durante el mes de julio.

En comparación con los otros países del pódium, las cifras de crecimiento indican que España es el país que muestra un mayor deterioro en 2018, un hecho que guarda relación con la circunstancia de ser un destino meramente vacacional. Francia y Estados Unidos, en cambio, tienen un elevado porcentaje de turismo urbano desligado de la playa y el sol.

Para seguir creciendo es necesario huir del concepto de turismo de sol y playa para poner en valor otras grandes cualidades que guardan nuestras fronteras. Clic para tuitear

Es cierto que la bajada ha sido de un 1,3% respecto al año anterior y que el turismo sigue siendo uno de los principales propulsores económicos de España, pero es necesario estar atentos y huir del concepto de turismo de sol y playa para poner en valor otras grandes cualidades que guardan nuestras fronteras.

Buscar estrategias para fomentar el turismo gastronómico, cultural, de naturaleza, entre otros, será la clave para que España siga manteniéndose en la cumbre de los rankings de viajeros en los próximos años.

Buscar estrategias para fomentar el turismo gastronómico, cultural, de naturaleza, entre otros, será la clave para que España siga manteniéndose en la cumbre de los rankings de viajeros en los próximos años. Clic para tuitear

Apúntate a nuestra Newsletter