El timo de las web que clonan a ‘Airbnb’

timo web copiadas Airbnb
  • Son capaces de generar páginas exactamente iguales


  • Incluso envían al inquilino certificado de pago

A nuevos tiempos, nuevos timos. Y parece que así de en serio se lo toman los cacos, que también se profesionalizan en ciberfraude, para clonar webs de éxito y apropiarse del dinero del consumidor. Tal es el caso de una nueva red de ciberdelincuentes dedicados a timar a quienes buscan alojarse en un destino a través de la popular plataforma Airbnb.

El procedimiento es el siguiente: el potencial inquilino busca una vivienda en la página oficial de Airbnb en el destino deseado y selecciona la fecha en la que ocupará la vivienda. Luego, siguiendo las recomendaciones de la web, el “invitado” a la casa se pone en contacto con el propietario interesándose por este alojamiento. El propietario a su vez, entabla una conversación con el inquilino mediante la cual le confirma la disponibilidad y algunos flecos de las condiciones.

El punto crítico se produce cuando el futuro inquilino se dispone a hacer la reserva y el casero le confiesa estar teniendo problemas con la plataforma.

El propietario dice tener problemas con la plataforma y propone hablar por correo electrónico Clic para tuitear

Por eso, le propone que terminen la operación a través de correo electrónico personal, donde le va a dar la ubicación, información adicional sobre la casa…el inquilino no duda porque los propietarios de Airbnb están verificados. Por ello, en el momento en el que los timadores tienen los datos del inquilino, como el nombre o el correo particular, son capaces de generar páginas exactamente iguales a las que aparecen en pantalla al inquilino cuando realiza la reserva.

Al ver correos con el mismo formato  que los que ofrece habitualmente la plataforma, los inquilinos envían sus formularios de pago que en realidad son web falsas creadas por los timadores para embolsarse el dinero íntegramente los inquilinos envían sus formularios de pago que en realidad son web falsas creadas por los timadores

Los inquilinos envían sus formularios de pago que en realidad son web falsas Clic para tuitear

Los delincuentes han generado un sistema tan sumamente agudo que incluso envían al inquilino un certificado de pago. Si por alguna razón, el usuario no advierte antes de su viaje que esta operación es dudosa, puede llegar a presentarse en el domicilio solicitado y comprobar que ni tan siquiera existe casa.

Pueden llegar a presentarse en el domicilio y comprobar que ni tan siquiera existe casa Clic para tuitear

Algunos de los afectados relatan cómo se pusieron en contacto con la plataforma Airbnb al comprobar la dirección de sus alojamientos en internet. Mandaron su solicitud de verificación a la plataforma, pero no lograron que ésta les amparase porque alegan que  no se  hacen cargo de las operaciones fuera de la plataforma.

Operaciones de este tipo se repiten en plataformas como Idealista, Segunda Mano o Fotocasa, en las que se ofertan alojamientos de ensueño, fundamentalmente en el centro de las principales ciudades españolas a precios muy fuera de los que ofrece el mercado.



Habitualmente, este tipo de timadores dice residir en el extranjero y no estar disponible para poder enseñar la vivienda, pero le ofrece al inquilino la posibilidad de mandarle vía correo electrónico, más fotografías del idílico alojamiento, para luego explicarle las condiciones finales de la operación. El propietario asegura al inquilino que una vez formalicen el contrato, un empleado de Airbnb le llevaría las llaves y el documento a su propio domicilio y que si no está convencido de que le gustase el piso una vez lo viera, no tendría problema en devolverle el dinero  en la misma visita. Argumentos como las disculpas por el mal español del inquilino, las constantes muestras de amabilidad, y el respaldo que proporciona que una transacción se realice con Airbnb como intermediario, fomentan la confianza del inquilino, que finalmente es engañado.