Tendencias de marketing que desaparecerán en 2020

tendencias marketing
  • Anuncios molestos y algunos tipos de influencers tienen los días contados


  • El contenido creado por los usuarios ha llegado a su ocaso

Cada vez que damos la bienvenida a un nuevo año, el ser humano aprovecha para hacer balance del año anterior. Analizamos el momento para ver cómo han ido los 12 meses que dejamos a nuestra espalda y qué nos esperan los 12 siguientes. También es el momento de ver qué ha funcionado en nuestra vida y qué hay que eliminar para siempre. Este tipo de fechas son, al fin y cabo, el momento de “borrón y cuenta nueva”, de decir: “Año nuevo, vida nueva”.

Lo mismo se puede aplicar al futuro del marketing. Durante este año han aparecido muchas previsiones de hacia dónde se dirige el mercado y que tendencias dominarán el panorama marketiniano actual. Pero, ¿cuáles serán las que hay que eliminar de nuestra actividad? ¿Cuáles han dejado de funcionar y deben desaparecer de las estrategias de marketing y publicidad de las empresas?

En Foromarketing hemos hecho recuento del último año y esto son los elementos que han dejado de tener sentido en las estrategias de marketing y que las empresas y marcas no tendrán en cuenta en el próximo año.

La muerte de influencer de medio alcance

Sobre el futuro de los influencers se ha hablado mucho durante el año. Para muchas marcas, éstos marcan la agenda en marketing en redes sociales. Lo que está claro es que las cosas van a cambiar y que el marketing con influencers evolucionará de forma notable.

En 2020, los influencers más top y famosos del panorama español seguirán teniendo tirón, mientras que los microinfluencers serán valiosos según el tipo de campaña que se quiera hacer. Sin embargo, se dejará de pagar a aquellos llamados “influencers” sólo porque tienen muchos seguidores. Los expertos se han dado cuenta de que no tiene sentido y es una práctica que abandonarán. Cada vez se ve más claro que la clave de los influencers es que conecten con la marca y con el público, y que el número de seguidores se queda en un segundo plano.

Cada vez se ve más claro que la clave de los #influencers es que conecten con la marca y con el público Clic para tuitear

La personalización extrema llega a su fin

El hecho de conocer bien a nuestro público es importantísimo. Hasta ahí todo de acuerdo. Cuanto más exacto sea el perfil más efectiva será la estrategia de marketing. Sin embargo, los consumidores empiezan a ver de forma negativa que las empresas conozcan en profundidad sus datos privados.

Vemos de forma inquietante como aparecen cosas en nuestro móvil tras haber visto una determina web, producto, servicio… Algunos aseguran recibir impactos publicitarios en redes sociales tras haber mantenido una conversación con un familiar o un amigo. Puede que se siga necesitando la personalización, pero no hace falta demostrarlo tan claramente si no queremos asustar al personal. Las marcas y empresas apostarán por formatos que dejen claro que son respetuosos con sus datos personales.

Los datos tienen un papel más complejo

Además, también cambiará el modo en el que las compañías usan los datos. Ya no servirá solo para mejorar lo que se hace, sino que se aplicarán de un modo mucho más creativo en lo que a la relación con el consumidor se refiere.

El salto a las búsquedas de voz

No se puede concebir una estrategia SEO sin pensar en las búsquedas de voz. Este será el último año en el que cuidar el entorno de voz es perdonable. Las búsquedas de voz con resultados que no son acertados llegan a su fin.

La publicidad molesta no tiene futuro en 2020

Aunque la publicidad intrusiva sigue existiendo a pesar de haber sido penalizada en los último años. Los marketeros no pueden permitirse los efectos negativos que tiene este tipo de publicidad en los consumidores. Los consumidores actuales están saturados de publicidad para que sea molesta y poco positiva. El anuncio que interrumpe y rompe la experiencia del usuario está llamado a morir.

El ocaso del contenido creado por los consumidores

Una de las grandes tendencias a principios de la década y que tantos beneficios nos ha dado  a la hora de posicionar ha llegado a su ocaso. No es que no tenga beneficios, es que los consumidores se han cansado de ofrecer contenido a las marcas. Al principio, el poder de la comunicada resultaba creíble. Ahora, esperamos que ese tipo de contenido que nos unía sea creado por los influencers. Tiene sentido.

Apúntate a nuestra Newsletter