Rebajas: 11 consejos para que tu empresa tenga éxito

Como cada año dejamos atrás el turrón y los regalos para pasar a la siguiente fecha destacada en el calendario: las rebajas. Es una palabra que por sí misma despierta el interés del consumidor y las empresas son conscientes de ello.

Todos los negocios preparan acciones concretas pensando en maximizar sus ventas en estas semanas, dado que supone un pico en el cómputo anual. Desde que en 2012 se suprimieran las limitaciones de periodo las compañías han ido adelantándolas y haciéndolas coincidir con el periodo navideño.

Todos los negocios preparan acciones concretas pensando en maximizar sus ventas en estas semanas. Clic para tuitear

¿Qué no puede faltar en tu estrategia de rebajas?

Genera urgencia

Establecer un periodo limitado de rebajas da la sensación de oportunidad de compra, mensajes como “corre que se acaban” crean cierta impulsividad en la compra. Si el cliente percibe que es algo habitual el factor de escasez desaparece y por tanto la urgencia en la compra.

Mensajes como “corre que se acaban” crean cierta impulsividad en la compra. Clic para tuitear

Juega con el marketing sensorial

La sensación de descuentos puede crearse, un ejemplo de ello son las góndolas con múltiples productos en los que preside un cartel con un precio en rojo. En general es este el color de las rebajas.

Guía la atención del consumidor hacia los descuentos

Paraliza otras campañas o promociones que tengas en marcha, no distraigas al cliente con acciones que puedes realizar el resto del año. Focaliza todos tus esfuerzos en estos descuentos.

Paraliza otras campañas o promociones que tengas en marcha, no distraigas al cliente con acciones que puedes realizar el resto del año. Clic para tuitear

Ofrece un valor añadido

Tu negocio no es el único que se suma a las rebajas por lo que si ofreces algo más que tu competencia podrás ganar a ese consumidor. Ofertas válidas para otros periodos u obsequios, lograran que conserves a ese cliente en el tiempo y que hayas logrado captarlo o fidelizarlo.

No se puede caer la web

Gran parte de los consumidores actuales están online por lo que probablemente decidan adquirir productos de esta forma. Tu plataforma ha de estar preparada para un aumento del tráfico, puesto que si tu página se cae, son clientes que se pierden.

Rebajas escalonadas

Los conceptos de segundas y terceras rebajas ya han sido adquiridos por muchas empresas. Con ellos puede alargarse en el tiempo la sensación de descuentos y oportunidades y por tanto el tiempo de este tipo de consumo impulsivo.

Personalización

Consigue que tus clientes se sientan especiales, ofrece descuentos únicos para aquellos que ya confían en ti. Dar esa serie de privilegios logra fidelizarlos y que se conviertan en tus prescriptores ¿qué marca no quiere ‘brand lovers’ entre sus seguidores?

Atención al cliente

Tu servicio de atención al cliente debe estar a pleno rendimiento estos días, la resolución de incidencias, así como el buen funcionamiento del reparto serán cruciales para que los compradores repitan con tu empresa.

Cartelería

Captar la atención es necesario y para ello es necesario emplear colores llamativos y una tipografía grande y legible. Técnicas como la del precio anterior y el rebajado, o el uso de cifras impares, entre otras, son las más utilizadas y las que mejor funcionan.

Compra impulsiva

Si tu cliente ya está en tu web o en tu tienda hay muchas posibilidades de que compre más artículos de que los que tenía pensado. Las rebajas son la época de compras compulsivas por excelencia, incita a tus clientes a que adquieran ciertos artículos.

Apúntate a nuestra Newsletter

Coherencia

La coherencia en tu estrategia es esencial, los valores de la empresa se deben mantener en la política de descuentos. Por ejemplo no es coherente que una empresa gourmet que se caracterice por precios altos no puede ofrecer rebajas que equiparen sus artículos a los de cualquier supermercado.