¿Quieres alcanzar el éxito? Sé humilde

    La plena dedicación que estamos consiguiendo una vez iniciado el año, nos ha obligado a reflexionar y a estar en contacto con la realidad económica y social del momento, lo que me ha hecho ver que para ser feliz y tener éxito hay que ser humilde.

    Etimológicamente humildad proviene del término humus, que significa tierra y es ahí dónde quiero llegar, por eso aconsejo mantener los pies, en la tierra. La humildad es un valor en alza que permite al profesional poseer una de las herramientas imprescindibles para alcanzar objetivos, la coherencia. Gracias a la coherencia se es consciente de la realidad, no se pierde el tiempo vanagloriándose, por lo que se tiene una visión real. Es decir, se debe pisar la tierra y estar permanentemente en el mercado y no vivir en un acuario donde se mira la realidad tras un cristal.

    Una vez más, debemos darnos cuenta que la solución la tenemos al alcance de todos, es algo tan sencillo como no perdernos en el mundo irreal que nos rodea, sino vivir el día a día sabiendo dónde estamos. Ser feliz repercute directamente en los resultados positivos de la empresa.