¿Qué es y cómo funciona el a-commerce?

El a-commerce, también conocido como comercio automatizado, es una de las tendencias dentro de la venta online que está marcando los pasos a seguir el sector. La aplicación de la inteligencia artificial y el análisis masivo de datos en la venta online abre un universo de posibilidades que mejoran la experiencia del cliente.

¿Qué es el a-commerce?

El a-commerce es un método de compra online que incorpora la automatización en este campo. Se trata de la respuesta a las nuevas demandas del mercado y de los consumidores que buscan una mayor personalización en su experiencia de cliente.

Gracias a este tipo de tecnología las firmas podrán adelantarse a las necesidades de sus clientes y conocer mejor sus gustos y costumbres. Al incorporar la inteligencia artificial a todo el proceso de venta, desde la búsqueda y adquisición hasta la entrega, se consigue una mayor eficiencia de negocio.

El a-commerce da la posibilidad de programar compras y predecirlas en función de los patrones de consumo que hace el usuario. En resumen, se podrá programar la adquisición de los productos que utilice habitualmente el consumidor para que no falte cuando se necesite.

Es una manera sencilla de decir adiós a quedarnos sin café a la hora del desayuno porque se nos ha olvidado pasar por el supermercado.

Beneficios del a-commerce

Fidelización

El hecho de facilitar la programación de las compras, hacer más sencillo todo el proceso y predecir las necesidades en función de los patrones de consumo del cliente ayuda a eliminar la competencia dado que el cliente adquirirá el producto de forma automática en ese negocio.

Datos

La recopilación de datos permite medir, trazar y analizar el comportamiento del cliente para conocer las características de nuestra audiencia y poder afinar la estrategia de venta.

Personalización

En relación con el punto anterior, la posibilidad de conocer mejor al consumidor permite que los productos que se le ofrezcan vayan en línea con sus gustos e intereses.

Ahorro de costes

Dado que una parte de sus compras están automatizadas tiendas y plataformas de venta online pueden ser mucho más eficientes a la hora de gestionar su stock en cada momento. Además, cuentan con información que les indica que productos son los más demandados según el mes, la época del año o el perfil del consumidor.

Empresas que ya lo están implementando

JD.com

La compañía china de comercio electrónico ya trabaja con un almacén completamente automatizado que se sirve de drones e inteligencia artificial para la planificación de sus rutas. Todo esto con el fin de poder hacer llegar sus entregas en 48 horas a todo el país.

Amazon

El gigante de la venta online, Amazon, es un claro ejemplo de la innovación en este sector. A través de su servicio Amazon Dash acostumbran a sus clientes a realizar compras automáticas cada vez que detectan que un producto se está acabando.

Apúntate a nuestra Newsletter

Digit

En el sector de las finanzas también están apareciendo apps y plataformas que automatizan algunos de sus servicios. Es el caso de Digit, una aplicación de ahorro automático que mueve pequeñas cantidades de dinero a otras cuentas cuando ve una oportunidad. Su propio lema lo indica, “Ahorra dinero, sin pensar en ello”.