Las ideas de Ana Botín, cambio universitario y cultura emprendedora

Las ideas de Ana Botín, cambio universitario y cultura emprendedora
  • La presidente de Banco Santander apuesta por la cultura emprendedora como motor del país.

Según Ana Botín, presidenta de la entidad bancaria Banco Santander y de Universia, la plataforma iberoamericana de la que forman parte 1.401 universidades, durante su junta de accionistas, celebrada el día 19, en el Rectorado de la Universidad de Córdoba, “invertir en una cultura emprendedora es ayudar a la gente a dar forma a sus ideas para que se materialicen en un proyecto viable”.

Para Botín, apoyar a los jóvenes a emprender “es apostar por la igualdad de oportunidades, por la creación de empleo y riqueza y por el bienestar social”. En su opinión, la prosperidad y el futuro de las naciones depende, hoy más que nunca, de la fortaleza y calidad de sus sistemas educativos, de la solidez de sus instituciones y de los marcos regulatorios que fomenten la iniciativa de las personas.

Por ello, aludió a un modelo educativo capaz de preparar a los alumnos para los empleos del mañana, con menos clases presenciales y un mayor foco en la investigación y el desarrollo de proyectos con aplicaciones prácticas.

Además, añadió “si no abordamos con decisión la transformación digital, todos, desde las empresas hasta las instituciones educativas, corremos el riesgo de contribuir a incrementar la desigualdad”. La presidenta prosiguió abogando por unos mejores sistemas de selección y formación del profesorado, ayudas a las familias con menos recursos, mayor autonomía de los centros para desarrollar sus propios proyectos educativos, y con la mejora y el fomento de la formación profesional.

Según los datos del primer Observatorio de Empleabilidad y Empleo universitario, el 47% de los jóvenes españoles con menos de 25 años carece de empleo, porcentaje que se situaba en el 34% para los graduados universitarios. “Para mí, la respuesta está en confiar e invertir en todos los españoles, en su educación y su formación continua. Sabemos que la economía de hoy está basada en el talento”.



Y es que no deja de ser paradójico, que la generación más preparada de la historia encuentre tantas trabas para acceder al mercado.