¿Qué es la venta a pérdida? ¿Es legal?

¿Qué es la venta a pérdida? ¿Es legal?
  • Los sindicatos agrarios acusan a Dia de vender a pérdidas o adulterar el producto.


  • ¿Está permitida la venta a pérdidas?

Cuando hablamos de venta a pérdida nos referimos a una venta que se realiza por debajo del precio de coste que dicho producto ha supuesto a la hora de ser producido. A priori, si realizamos esta pregunta, la mayoría de las personas contestarán que nadie estará interesado en perder dinero en una venta de un producto.

Sin embargo este tipo de venta existe, se da en algunas ocasiones y está especialmente regulado en la Ley de Competencia Desleal, en el artículo 17.

¿Qué dice este artículo?

Tanto la Ley de Comercio de 1996 como la Ley de Competencia Desleal de 1991 prohíben la venta a pérdida, en este último caso cuando pueda inducir a error a los consumidores, desacreditar la imagen del producto o restringir la competencia en el mercado.

A modo de ejemplo tenemos el caso de la cadena Dia. Agricultura está investigando un presunto fraude en el aceite de oliva, y es que la cadena de supermercados está ofertando botellas de “aceite de oliva suave” a 2,19€ por litro, cuando el precio de venta en el campo no baja de 2,60€. La investigación se ha abierto después de que los sindicatos Coag y Asaja hayan solicitado a Aica (Agencia de Información y Control Alimentario) analizar no solo la venta por debajo de costes, sino también si ha habido una adulteración en el producto y las calidades que se ofrecen no corresponden a las reales.

Los sindicatos agrarios acusan a Dia de vender a pérdidas o adulterar el producto. Clic para tuitear

Ambas organizaciones sospechan que Dia podría haber mezclado aceite de oliva con otro de semillas, como el girasol. “O bien se está vendiendo a pérdidas o la calidad ofertada podría no corresponder con el contenido de los envases” señalan.

No obstante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ha defendido en varias ocasiones la posibilidad de que las cadenas de distribución pudieran vender por debajo del coste.



La venta a pérdidas no es un fenómeno nuevo en la gran distribución. Durante años y especialmente durante los años de crisis, han sido muchas las empresas y organizaciones que han denunciado que el comercio estaba utilizando productos como reclamo hacia el consumidor.