La crisis no cambia la estructura salarial

La crisis disminuyó un 8,1% los sueldos aunque no afectó a la estructura salarial. Son las conclusiones de la Encuesta Anual de Estructura salarial que elabora el INE.

Según este estudio, el más completo sobre las ganancias de los trabajadores en nuestro país, reglejan que en el año 2013, el último año en el que se destruyó empleo y cuando el PIB retornó a tasas positivas, la ganancia media anual por trabajador ascendió un 0,1% menos que el año anterior.

Pero atendiendo a la evolución en términos reales -sin contar los efectos de la inflación- descubrimos que durante la crisis los salarios disminuyeron un 8,1%. A falta de los resultados del pasado año 2014, la situación se habrá mitigado aunque no porque los salarios sean mayores sino porque la inflación se tornó negativa y en estos términos se mantiene.

El salario promedio que se suele fijar es criticado por los ciudadanos porque figuran muchos más trabajadores en los valores más bajos que en los salarios más elevados. Así, es más real el sueldo mediano, que en 2013 fue de 19.029,66 euros

Los mejores sueldos siguen siendo un año más para el sector de suministros de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado seguido de las actividades financieras y de seguros. Fueron del mismo modo mejores las retribuciones para los hombres mientras las mujeres ganaron el equivalente al 76% del sueldo de los varones. Existe además una brecha entre los trabajadores con contrato a tiempo completo y los que tienen uno a tiempo parcial. La diferencia de sueldos también existe entre los directores y gerentes y otros técnicos y profesionales científicos, de la salud y enseñanza con respecto a los trabajadores no cualificados.

Apúntate a nuestra Newsletter

Consulta el artículo completo en Cinco Días.