Heinz y Kraft: Dos marcas con un mismo destino.

Si no puedes ir con el enemigo, únete a él. Este principio es el que ha llevado a la fusión de dos compañías que eran competencia directa. La multinacional Kraft Foods ha anunciado su fusión con Heinz, formando así a tercera mayor compañía alimentaria en Norteamérica.

¿Qué motivaciones habrán llevado a estas multinacionales a la fusión? ¿Podrán aunar sus identidades corporativas?.

El fondo brasileño 3G Capital Partners y Berkshire Hathaway, el brazo inversor de Warren Buffet, han alcanzado un acuerdo definitivo para la adquisicion de Kraft Foods, que fusionarán con su participada Heinz, dando origen al tercer mayor grupo alimentario de EEUU y quinto mundial, con ingresos anuales de 28.000 millones de dólares (25.690 millones de euros) y propietario de marcas como Heinz, Kraft, Oscar Mayer o Philadelphia.

“El pago del dividendo especial alcanzará una cifra agregada de aproximadamente 10.000 millones de dólares (9.175 millones de euros) y será financiado mediante la contribución en acciones de Berkshire Hathaway y 3G Capital”, explicaron ambas compañías.

Aunque la operación se presenta como una fusión, en la práctica es Heinz la que compra Kraft. El 51% del capital estará de hecho controlado por los actuales propietarios de Heinz, mientras que el 49% restante estará en manos de los de Kraft.

Al cierre de la transacción, Alex Behring, presidente de Heinz y gerente de 3G Capital, se convertirá en presidente de The Kraft Heinz Company. John Cahill, presidente y consejero delegado de Kraft, será vicepresidente y Bernardo Hees, consejero delegado de Heinz, será el máximo ejecutivo de la nueva compañía.

Como siempre, los más perjudicados serán las marcas locales y artesanas que, si antes tenían difícil la supervivencia, ahora la presión de estos dos gigantes unidos pondrá a prueba la resistencia de más de una.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here