¿Existe desigualdad en la empresa española?

¿Existe desigualdad en la empresa española?
  • El 71,1% de las directivas de nuestro país cree que se favorece la posición del hombre.


  • Desigualdad salarial y conciliación siguen siendo los principales problemas.

Cuándo nos preguntamos si existe igualdad entre hombres y mujeres dentro de la empresa aún debemos decir que no. Aunque se ha avanzado notoriamente en este sentido, lo cierto es que, dentro de las empresas cotizadas, el 40,7% de las plantillas están formadas por mujeres, pero solo ocupan el 12,8% de los cargos en la alta dirección.

Solo el 12,8% de las mujeres directivas ocupan cargos en la alta dirección Clic para tuitear

Según los resultados de la primera oleada de Esade Gender Monitor sobre Equilibrio de género en la empresa española, el 71,1% de las directivas en nuestro país cree que las empresas favorecen la posición de los hombres a la hora de ascender a puestos de alta responsabilidad. El estudio, realizado a 150 directivas, recalca que las principales barreras con las que se encuentran las mujeres en su trabajo siguen siendo la desigualdad salarial (40,6%) y la dificultad para conciliar trabajo laboral y vida personal (24,2%).

En otros estudios estas barreras intercambian posiciones, encontrándose en primer lugar la conciliación. Sin embargo, como explica Patricia Cauqui, profesora del Esade Business & Law School, “la diferencia radica en que el colectivo encuestado tiene una edad media de 40 años, por lo que ya han superado las etapas más exigentes en cuanto a horarios de maternidad”.

El 71,1% de las directivas de nuestro país cree que se favorece la posición del hombre Clic para tuitear

Así mismo, tan solo el 16,5% de las consultadas cree que su empresa está muy concienciada con la necesidad de presentar un equilibrio de género. Estos datos contrastan con los que nos encontramos a nivel del hogar, donde casi el 83% de las directivas afirman sentirse total o muy respaldadas por sus parejas a la hora de tomar decisiones. Este dato nos puede hacer concluir que la evolución que presentan los hogares respecto a la igualdad es mayor que la que presentan las empresas.

Insistimos en que aún con estos datos, la evolución mantiene una tendencia positiva en términos generales. Y es que las compañías son conscientes de que los conocimientos, el esfuerzo, la experiencia y la proactividad que puede aportar la mujer es totalmente equiparable y muchos casos mejor que el de los hombres. Es por lo tanto tarea de todos que poco a poco hagamos del mundo laboral un lugar más justo, en el que las políticas y cultura de las empresas recompensen de manera equitativa el trabajo de todos.



La política y la cultura de la empresa debe recompensar por igual el trabajo de hombres y mujeres Clic para tuitear