Estrategias de posicionamiento SEO que harán crecer a un emprendedor

posicionamiento seo estrategias
  • La intención de búsqueda del usuario te ayudará con el SEO semántico


  • Prima la calidad de los enlaces externos antes que la cantidad

La error que cometen la mayoría de emprendedores cuando están comenzando su aventura empresarial es pensar que necesitan una página web atractiva para darse a conocer, para gustar más. Piden ayuda a diseñadores web o lo intentan hacer por su cuenta con gestores de contenido gratuitos. Pasado un tiempo, cuando ya se han gastado los pocos recursos que puedan tener, comienzan a darse cuenta de que la web no está funcionando, que su página web no aparece en los resultados de búsqueda y que, por tanto, los potenciales clientes no les encuentran.

En ese momento, es cuando se plantean qué esta fallando, ¿por qué su página web, con una estética y una identidad visual y corporativa tan potente, no convierte? ¿qué pueden hacer? ¿cómo pueden atraer tráfico? ¿Invirtiendo más dinero?

Lo primero que deben saber antes de volver a invertir es reconocer que cometieron un fallo pensando que, por el sólo hecho de tener una página web bonita, generarían el impacto deseado. No funciona así la cosa. El paso previo al diseño web es la arquitectura informacional, la usabilidad de la web y la experiencia que quieres generar en el usuario, es decir, crear los cimientos de tu página web antes de ponerte a decorar.

Ahora, sobre cómo posicionar tu web en buscadores si no tienes presupuesto para invertir en un SEO, es justo de lo que va este post. Pero antes aclaremos todo depende del algoritmo de los motores búsqueda y de cómo Google varíe sus reglas de juego. Estos cambian con a menudo con la intención de facilitar la navegación de los usuarios.

¿Qué es SEO?

El SEO proviene de las siglas en inglés ‘Search Engine Optimization’, y se entiende por todas las acciones que permiten una mejora natural en los resultados de las búsquedas. O, dicho de otra manera, es una mejora de visibilidad en los buscadores, eso sí, siempre de forma orgánica.

El SEO se divide en dos partes fundamentales:

  1. SEO on page. Se suele (y se debe) empezar optimizando el propio site, ya que es de vital importancia que este sea adecuado a lo que demandan los usuarios y los buscadores. Para ello hay que hacer un análisis previo de palabras clave para saber qué keywords emplear, tanto en títulos y en subtítulos como en el contenido y, cómo no, en las URL. El tiempo de carga también hay que trabajarlo, así como esforzarse por mejorar la experiencia del usuario. Y, por último, no te olvides de la optimización del código.
  2. SEO off page. Si bien es cierto que el SEO on page es fundamental, la parte off page cada vez va ganando más terreno e importancia, por lo que no debes descuidarla en absoluto. Esta parte del posicionamiento orgánico se encarga de trabajar más allá de tu propia página web. ¿Cómo? Consiguiendo enlaces que apunten a tu página web, donde la calidad es preferible a la cantidad.

Sabiendo que el SEO se debe trabajar tanto desde dentro como desde fuera, pasamos a explicar 5 estrategias que debes implementar en tu página web para que a largo plazo empieces a ver un aumento en el tráfico de tu web.

Marcar unos objetivos 

No podemos llevar a cabo una correcta estrategia SEO si no hemos definido antes unos objetivos concretos. Estos objetivos van a determinar el progreso de nuestra estrategia de posicionamiento y los ajustes que deben aplicarse a lo largo de la misma para obtener los resultados esperados.

Establece unos mínimos (los resultados no deben bajar de ese punto) y unos máximos (la situación ideal a la que queremos llegar a largo plazo).

Marcar objetivos nos ayudará a tomar las mejores decisiones en cada momento. Es muy importante recordar que estos objetivos deben tener una serie de características esenciales, han de ser:

  • Específicos.
  • Medibles.
  • Alcanzables.
  • Realistas.
  • Temporales.

Trabaja el SEO Semántico

Dale contexto a las búsquedas, hazlas más precisas. No se trata solo de identificar las palabras claves, sino identificar el sentido de las búsquedas. Esto quiere decir que para posicionar el sitio debes entender mejor al usuario y en qué contexto hace búsquedas relacionadas con tu sitio.

Si das con la clave, cosa que no es fácil y hasta los seo con más experiencia fallan muchas veces, tu página web ganará relevancia y el contenido responderá a las búsquedas de los usuarios. Puedes investigar a tu competencia a través de herramientas como MOZ o la misma Adwords de Google, que es gratuita.

Detectar un nicho de mercado rentable y poco competido

Este paso tiene mucha relación con el plan de marketing llevado a cabo dentro del plan de empresa o plan de negocio de la marca y resulta fundamental a la hora de posicionar un sitio web en un sector determinado.

Determinar si un nicho es muy competido o no, puede definir la complejidad del proyecto y el presupuesto que haría falta para hacer frente a la competencia y lograr posicionarnos por encima de ellos en nuestra estrategia SEO.

También tiene gran importancia determinar si un nicho ofrece un margen de rentabilidad amplio o no, ya que puede no compensar llevar a cabo una estrategia SEO para el mismo.

Dicho lo cual, si estamos trabajando el SEO semántico y la intención de búsqueda del usuario, hay que pensar que las palabras clave deben salir también rentables. El éxito de cualquier negocio online es darle al usuario lo que demanda siempre desde una estrategia SEO orientada a competir en nichos de mercado con gran competencia y altos márgenes de rentabilidad.

¿Cómo? Con marketing de guerrilla, el cual permite a cualquier marca competir en el entorno online con competidores mucho mayores en cuanto a presupuesto y presencia se refiere con la ventaja de poder enfocarte en términos con volúmenes de tráfico tan bajos que otras marcas (mas grandes) no están interesadas.

Estos son los conocidos como longtails, términos de búsqueda con bajos volúmenes de tráfico y competencia, pero con intenciones de búsqueda mucho más específicas y segmentadas, algo que nos permite llegar a un público de mayor calidad.

Enlazado Interno y Externo

Como decíamos antes, el SEO off page tiene cada vez más importancia para Google y los enlaces, tanto internos como externos, aportan riqueza a nuestros contenidos porque proporcionan más información al texto principal. Su uso, además, favorece el tiempo de estancia en nuestra web y el número de páginas vistas.

Eso sí, debe ser un enlazado coherente y de calidad, pues si enlazamos a discreción sin ningún tipo de sentido, nos penalizará en nuestra estrategia SEO o se diluirá el link juice.

En cuanto al uso de enlazado externo, puedes hacer un ranking de las páginas con un page rank elevado y que nos puedan favorecer si o nos permiten colocar algún enlace o mención. Lo más recomendable es incluir uno en cada texto, enlazando a páginas de autoridad que aporten al lector un valor añadido respecto al contenido.

URL y metadescription

La optimización del SEO On page dependerá en gran medida de la disposición de nuestras URLs. Cuanto más fácil se lo pongamos a Google para que rastree tus páginas, mucho mejor. Haz las URLs amigables en todas y cada una de tus páginas, es decir, usa las palabras clave de forma breve y concisa, siempre en minúsculas y sin acentos en ninguna palabra.

De ello, dependerán gran parte de los resultados en nuestra estrategia SEO. También será necesario indicar a Google con la etiqueta rel canonical, la URL página que debe posicionar para dicho término y no otra dentro del dominio.

Igualmente, trabaja la metadescription, el pequeño párrafo de la página que aparece en los resultados de Google cuando alguien está realizando una búsqueda. Ha de ser breve, llamativa e incluir la palabra clave objetivo ya que esto mejorará sensiblemente el CTR (click to rate).

Apúntate a nuestra Newsletter