Errores que debes evitar cometer al ponerle nombre a tu empresa

Elegir el nombre para tu empresa suele un proceso muy difícil, sobre todo para sea un nombre que funcione. ¿Quieres conocer los errores que debes evitar cometer al ponerle nombre a tu empresa? ¡Sigue leyendo y toma nota!

Preguntar a todo el mundo para escoger el nombre

Aunque te suene lo más justo y lógico del mundo preguntar hasta al vecino qué nombre le gusta más, poner en común el nombre de tu negocio no es una buena idea. Lo más seguro es que termines escogiendo el que más guste a todos, y eso quiere decir, que será el nombre más.

Usar un método no eficaz para crear el nombre

Otro error que debes evitar cometer es utilizar un mal método para crear el nombre. Es como mezclar un adjetivo con un sustantivo e inventarte la palabra.

Usar nombres genéricos

No uses nombres genéricos, se trata de que la gente cuando escuche tu nombre piense en tu empresa y no en un producto cualquiera.

Usar palabras simples que no llamen la atención

Usa palabras memorables y que llamen la atención. Actualmente es muy importante hacerte de un nicho considerando los nuevos medios. Resalta las cosas que te hacen sentir único.

Evita nombres de ciudades o países 

Esto hará que no te cierres a una sola región, porque aunque parezca demasiado simple la idea, es muy fácil que la gente crea que solo ofreces tu servicios a las personas de allí. Así pasó como 3M y KFC. No limites tu negocio antes de tiempo.

Utilizar una extensión de dominio extraña

No utilices extensiones extranjeras, intenta que sean globales como .com o .org, o que sea del país donde se venderán tus productos. No pretendas innovar ahora porque puede perjudicarte a la larga. Recuerda, nombres fáciles de pronunciar y deletrear.

Enfocarse a un solo producto

Si venden muchos productos diferentes en tu empresa no tiene sentido ponerle un nombre en específico. En cambio, si tenemos solo uno, y piensas ofrecer a tus clientes el mismo producto toda la vida, pues si seria recomendable. Eso sí, te corta la posibilidad de evolucionar y de incluir nuevos productos en un futuro.

No hagas un cliché de tu nombre

No caigas en los tópicos, haz tu lista de posibles nombres y busca metáforas. Pero no te pases, y escoge un nombre que no hayas escuchado antes y que no llegue a ser cliché. Si combinas metáforas con palabras positivas seguramente salga algo bueno.

Usar un nombre complicado, en otro idioma y que no se entienda

Evita referencias complejas, es preferible que sean sencillas y fáciles de pronunciar. El objetivo es que tus clientes lo entiendan y no sea un absoluto misterio.

Unir dos palabras sin significado

Evita usar palabras extrañas y no abrevies innecesariamente. Así podrás posicionarte correctamente en internet y a tus clientes les será muy sencillo. Si finalmente decides utilizar una palabra que no existe seguramente tengas que invertir más en publicidad para hacer comprender de qué va tu empresa. Al menos eso ha pasado con empresas grandes, tipo Kodak.

No aceptar tus errores 

A veces no hacemos las cosas correctamente, y cometemos errores. Es de humanos, así que no debes preocuparte. Eso sí, acepta que te has equivocado y pon solución al problema.

Si es necesario cambiar el nombre, ¡hazlo! Hay muchos casos de éxito tras haber hecho el cambio de nombre. Y ten muy presente que el éxito no se consigue de la noche a la mañana. Es un proceso muy lento, de mucho esfuerzo y sacrificio.

Poner tu nombre o apellido

Estos tipos de nombres no aportan identidad, incluso llegan a ser aburridos y a formar parte del montón. Mejor haz una lista descriptiva de tu empresa, te puedes ayudar de un generador de nombres gratis. Es una herramienta muy eficaz para tener varias opciones de nombres para escoger.

No te obsesiones con el nombre

No inviertas demasiado tiempo creando el nombre perfecto de tu empresa. Sobre todo si esto está haciendo que todo se retrase. El tiempo es oro, y más en este tipo de situaciones. Dedícale el tiempo se merece.

No darte de alta en el IAE

Para realizar una actividad económica es imprescindible darse de alta en el IAE indicando cuál será la actividad que vamos a realizar. El Impuesto de Actividades Económicas puede confundir, ya que mucha gente se confunde y cree que por estar exenta del pago, ya no se tiene que dar de alta en el IAE. Las personas físicas no deben pagar, es decir que si eres autónomo, así alguna sociedad jurídica siempre y cuando no supere el millón de euros.

Ahora ya sabes los errores que tienes que evitar a la hora de ponerle el nombre a una empresa. ¿Has empezado ya?

Apúntate a nuestra Newsletter