5 consejos para crear tu estrategia de storytelling

Consejos para elaborar un storytelling perfecto
  • Transmite los valores de la marca


  • El protagonista debe conectar con la audiencia

El storytelling, también conocido como el arte de contar historias, consiste en conectar emocionalmente con el cliente a través de un relato. Es una técnica recurrente en marketing que se ha utilizado históricamente para transmitir mensajes sobre la marca.

La clave para que este tipo de acciones tengan el éxito esperado es conocer al cliente, sus gustos y necesidades. Es así como se puede lograr la relación de confianza y fidelidad que todas las compañías anhelan.

A través de las historias, es sencillo conseguir que la marca permanezca en la mente del consumidor, así como los valores que se transmitan con el contenido.

Hoy en día la mayor parte de la comunicación con los usuarios es online, y este tipo de acciones son perfectamente adaptables a este canal.

El término storytelling sigue estando de plena actualidad, pero ¿qué pautas debe seguir tu estrategia para que sea útil?

5 claves para que tu storytelling sea un éxito

Concreta tu público objetivo y conócelo

El primer paso para elaborar cualquier acción es definir a quién va dirigida, de eso dependerá en gran medida el tipo de contenido que elabores. Es una fase que debe incluir la investigación sobre los gustos de tu público objetivo.

Conocer a tu audiencia, cómo piensa, cuáles son sus intereses y en qué canales está presente, es esencial para establecer tanto los mensajes que quieres transmitir, como los cauces más efectivos para comunicarlos.

Si el argumento del storytelling logra empatizar con las preocupaciones de tus stakeholders será mucho más sencillo captar su interés.

Si el argumento del storytelling logra empatizar con las preocupaciones de tus stakeholders será mucho más sencillo captar su interés. Clic para tuitear

Las buenas historias son sobre desafíos o conflictos.

Las buenas historias necesitan un conflicto y una resolución, es preciso que transmitan un mensaje y que el personaje evolucione a través del relato. El protagonista debe tener una misión que conseguirá superando obstáculos.

Otros elementos esenciales son las descripciones de tiempo, lugar que sitúan al receptor en el relato. Debe contener una introducción, un nudo y un desenlace en los que desarrolle la trama y el personaje logre sus objetivos.

El final del storytelling es la parte más importante dado que el mensaje que se transmita será el que se retenga en la memoria del público.

Elige al protagonista que representará los valores de tu marca

El primer paso para escoger al protagonista de tu relato es definir qué valores quieres transmitir a través de él. A partir de ahí debe escoger a un personaje que pueda representarlos y transmitirlos con claridad.

El relato debe presentar al menos un personaje para que sea interesante y que logre empatizar con la audiencia, pero en ningún caso este pude ser la marca. Tu empresa o firma debe formar parte del contexto en el que se desarrolla el relato.

Utiliza un lenguaje emocional que intensifique el mensaje

La forma en la que contamos una historia y trasmitimos un mensaje condiciona la percepción que tenga nuestro público. Si lo clientes pueden imaginarse y sentir cosas a través de lo que cuentas podrán empatizar con la historia.

Para que la técnica del storytelling sea más efectiva es necesario emplear un lenguaje emocional que conecte con el consumidor. Utiliza metáforas, modismos y parábolas que apelen a los sentimientos y tengan asociaciones emocionales.

Ojo, esto no significa que nuestros clientes tengan que llorar, lo idóneo es tocar la fibra sensible que genere la conexión que deseamos. Tratar temas comunes como el amor, el miedo, la aventura o la lucha por los sueños suele favorecer ese vínculo.

El eje central es la audiencia, no la marca

El storyteling es una de las formas más eficaces de transmitir valores que conecten con el público objetivo, pero las marcas suelen caer en el error de mostrarse ellas misma como el centro de todo el relato.

Los clientes son lo importante, son el eje central y deben identificarse con el protagonista para generar ese vínculo especial que supondrá una relación con la firma. Estos relatos son la manera más humana de llegar a la audiencia y las compañías deben entenderlos como una oportunidad.

El storyteling es una de las formas más eficaces de transmitir valores que conecten con el público objetivo. Clic para tuitear

Apúntate a nuestra Newsletter

En resumen tu estrategia de storytelling debe incluir:

  • Los valores de tu compañía.
  • Un lenguaje que apele a las emociones.
  • Un protagonista con el que tu público debe identificarse.
  • Una trama que enganche.