¿Apuestan las empresas por la formación de sus trabajadores?

¿Apuestan las empresas por la formación de sus trabajadores?
  • La mayoría de las compañías promueve oportunidades laborales dentro de la misma corporación.


  • El 55% de los profesionales españoles cree que su empresa invierte en esta vía.

Un 53% de los profesionales españoles asegura que en su empresa se fomenta el desarrollo profesional, según un estudio internacional sobre las expectativas laborales de los trabajadores, realizado por Randstad Workmonitor.

Esto supone que la mayoría de las compañías promueven oportunidades laborales dentro de la misma corporación, incentivando los ascensos y el desarrollo de una carrera a largo plazo. Promover y fomentar la motivación y el desarrollo de los trabajadores ha de ser un propósito constante en la dirección de la empresa.

Asimismo, es por todos conocido que uno de los principales objetivos de las empresas tiene que ver con la retención del talento, es decir, de los mejores profesionales. Para ello, las compañías no sólo ponen en marcha campañas de promoción internas sino también de formación, uno de los aspectos más valorados entre los profesionales españoles. El objetivo es que las empresas focalicen sus esfuerzos en aquellos aspectos más destacados para los trabajadores al mismo tiempo que los transmiten de manera eficaz.

Hoy preguntábamos a nuestros lectores: “¿Apuestan las empresas por la formación de sus trabajadores?”.

Según el 75% de nuestros participantes, las empresas si apuestan por la formación de sus trabajadores. Además, en esta línea, si se pregunta por el interés que tienen las empresas en materia de formación, el informe Randstad Workmonitor también obtiene respuesta. Más de la mitad de los profesionales españoles (55%) asegura que su empresa invierte en esta vía, lo que le sitúa un punto porcentual por encima de la media europea (54%).

Algunas de las ventajas que tiene invertir en la formación de los empleados para las empresas son:



  • Mejora la cualificación de los trabajadores.
  • Aumenta el nivel de competitividad y rentabilidad de la empresa.
  • Aumenta la calidad de los productos y/o servicios y permite la investigación e innovación en nuevos productos.
  • Favorece los procesos de gestión de calidad en las organizaciones.
  • Incrementa el compromiso del personal con la empresa.