Algo pasa con Twitter

Crisis de crecimiento de Twitter
  • La desaceleración de crecimiento ha afectado a su valor como emisor de contenidos


  • La entrada en Bolsa de Twitter fue un error

La red del pajarito vuela bajo. Los números hablan y las especulaciones sobre la posibilidad de que más pronto que tarde Twitter acabe como la exitosa red social en su momento, Tuenti, planean sobre la firma. Twitter sigue plagado de usuarios pero cada vez encuentran menos motivos para actualizar, participar o escuchar el debate público que como en un ágora se originaba de forma intensa en esta red social. Pero, ¿cuáles son las razones para esta caída, si antes parecía que quien no tenía perfil en Twitter no existiese?

Los usuarios cada vez encuentran menos motivos para actualizar o participar en el debate Clic para tuitear

Más consumidores de contenido que creadores

Fue a principios de 2015 cuando empezaron a notarse los primeros atisbos de crisis en el crecimiento de la red. Uno de los valores de Twitter en su origen era la capacidad de aglutinar a amplios núcleos de personas donde se mezclaban por igual periodistas, celebridades o gente de a pie que comparte sus contenidos e intercambia información. Enamoró a sus “heavy users”, que eran partidos políticos, medios de comunicación y marcas porque tenían la posibilidad de crear tendencias a través de los “trending topics” y generar notoriedad en torno a sus intereses. Es por esta razón por la cual la desaceleración de crecimiento de sus seguidores originó un trance fatal para la compañía porque su filosofía de ser emisor de información se vio quebrantada.

Enamoró a partidos políticos, medios de comunicación y marcas porque podían crear tendencias Clic para tuitear

La calidad de la interacción

Twitter es una red social que comparada con su competencia apenas ejerce control ante los abusos de unos usuarios hacia otros. La Universidad de Harvard en su revista Business Review destacaba la escasa calidad de interacción en la red del pajarito azul, precisamente por la sobre-exposición a la que están sometidos sus usuarios, que pueden ser insultados por cualquier extraño. A juicio de HBR la industria tecnológica en general ha echado balones fuera en la parte que le corresponde respecto a asumir responsabilidades para custodiar el respeto entre usuarios.

No es para todos

Twitter es difícil de manejar. El mismo Omid Kordestani, Presidente Ejecutivo de la compañía lo puso de manifiesto cuando tomó el timón en 2015. Mientras que redes como Facebook aglutinan a los internautas de mayor edad, redes como Instagram o Snapchat son las preferidas del público más joven según los datos aportados por GlobalWebIndex.

Twitter es difícil de manejar mientras que Facebook aglutina a los usuarios más mayores Clic para tuitear

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.

Se confunde crecimiento con valor

El periodista de The Guardians, John Naughton, asegura que el valor que tiene Twitter como herramienta social es incalculable. “El hashtag se ha convertido en parte del discurso político cotidiano”, apunta. Sin embargo, el hecho de que Twitter cotice en Bolsa supone que la compañía tenga que verse sujeta a als exigencias que marca Wall Street y su especulación. Twitter tiene que generar, sí o sí, cada día más ganancias a los accionistas. Para Naughton, la entrada en Bolsa de Twitter fue un error en este sentido y lo que tendría que hacer la compañía es iniciar un proceso de reversión que le devolviera su identidad de empresa privada.