We Are Knitters: ¿Cómo tejer 10 millones de euros?

¿Quién dijo que tejer está anticuado? ¿Y que no puede ser un negocio rentable? We Are Knitters es la demostración de que las labores más artesanas han llegado para marcarWe Are Knitters, la marca que esta rejuveneciendo el arte de tejer tendencia. Alberto Bravo y Pepita Marín, son los creadores de esta original empresa que vende kits con todo lo necesario para confeccionar tus propias prendas de lana.

Alberto cuenta que la idea surgió tras un viaje que realizó junto a Pepita  a Nueva York para visitar a una amiga. “Un día cogimos el metro y vimos a una chica joven tejiendo una lana muy vistosa”, comenta Alberto. Se dieron cuenta de que en la ciudad había tiendas que vendían lana y cafeterías donde la gente tejía.

A su vuelta a España su percepción fue totalmente contraria, tejer era algo anticuado, de gente mayor. Empezaron a indagar y descubrieron que en Estados Unidos se vendían unos kits con todo lo necesario para tejer, aunque visualmente no eran muy atractivos.

Así fue como estos dos auditores financieros de PwC decidieron dejarlo todo y lanzarse de cabeza a la piscina del emprendimiento. “No nos arrepentimos de haberlo dejado, al contrario, Price fue una gran escuela, pero no era lo nuestro. Queríamos emprender y cuando surgió esta idea fue ahora o nunca. Era el momento, teníamos 24 años y el coste de oportunidad no era elevado, ahora que somos más mayores si tuviera que volverlo a plantear me lo pensarías dos veces”, afirma el creador.

No eran dos personas apasionadas por el mundo de las agujas, pero sí dos mentes con una gran idea y muchas ganas de hacerla realidad. Con vídeo tutoriales en Youtube aprendieron a tejer y pensaron “si nosotros podemos ¿por qué otros no?”.

Esa pequeña “locura” comenzó como un trabajo de los dos, eran ellos mismos quienes se encargaban de todo el proceso: preparer kits, llevar redes sociales, hacer pedidos, elaborar patrones.. Hoy son 29 personas las que forman el equipo We Are Knitters. “Empezamos solo los dos y con el tiempo conseguimos que entraran inversores que apostaran por el proyecto y pudimos profesionalizar el equipo de trabajo”, apunta Alberto. Hoy son un caso de éxito que espera cerrar el año con  diez millones de euros de facturación, un ejemplo de que las buenas ideas y las ganas de llevarlas a cabo pueden llevar un negocio a la cumbre.

Se financiaron gracias a Business Angels y un pequeño fondo de inversión. “Ellos procedían del mundo online y no conocían nada del producto, solo vieron unas métricas que les parecieron interesantes. A nosotros nos faltaban conocimientos de ámbito digital y nos han ayudado en algunos temas, y el balance es positivo”, indica. “A nivel negocio nos han dado total libertad”, añade.

Experiencia We are Knitters: calidad y sencillez

Con el negocio ya en marcha y funcionando, We Are Knitters se ha convertido en mucho más, en lo que ellos mismos definen como una experiencia.  Se inicia cuando empiezas a bucear por su web y te inspiran sus productos, continua con la selección de colores de la lana y finaliza con la llegada del paquete a casa.

We Are Knitters se ha convertido en mucho más que una marca, en lo que ellos mismos definen como una experiencia. Clic para tuitear

Un paquete que contiene toda la felicidad en un kit, este es su lema. En ese kit encuentras agujas, lana, el patrón y una pequeña etiqueta para tu prenda.

En su gama de productos hay kits para principiantes que están sumergiéndose por primera vez en el arte de tejer, y otros muchos más avanzados para aquellos que lo hacen desde siempre.  Lo interesante, como remarca el fundador, es que “si nunca has tejido en tu vida  y no tienes a nadie que te ayude puedes hacerlo”. Es un viaje que empieza escogiendo en un simple color y donde acabas encontrando artesanía, calidad y toda una comunidad WAK que disfruta entre agujas.

Es en esta experiencia es donde se esconde el secreto de su éxito, además de la calidad de sus lanas procedentes de Perú. “Alguien que nos está comprando no busca un gorrito, para eso tiene Zara, alguien que recurre a We Are Knitters lo que busca son horas de ocio. Nosotros competimos más con un cine o un libro que con H&M”.

We Are Knitters se ha convertido en mucho más, en lo que ellos mismos definen como una experiencia. Clic para tuitear

Otro de los puntos clave es que lo ponen fácil. “Estamos especializados en principiantes, personas que no saben tejer. Acudir a una tienda y buscar la lana, la aguja adecuada y qué patrón puedes hacer con ella resulta complicado. Lo nuestro es sencillo, lo compras y llega a casa una bolsita con todo aquello que necesitas”, explica Alberto.

¿Quiénes son los clientes WAK?

“Me encantaría decir que hombres y mujeres, pero la realidad es que la mayoría son mujeres de entre 25 y 40 años, que les gusta la moda y siguen las tendencias, y tejer está de moda”, señala Alberto. “Otra parte de esta clientela viene de mujeres más mayores que tejen desde hace años y lo que les atrae es la calidad de nuestros materiales”, añade. Un pequeño porcentaje es el que adquiere estos kits para regalar, es aquí donde se incrementa el número de hombres que compran para sus parejas, madre, o hermanas.

La forma en la que interactúan y se comunican con sus clientes es fresca y desenfadada y se dirigen principalmente a un público joven, aunque aseguran que las señoras mayores agradecen este tono y que hayan rejuvenecido algo tan tradicional como tejer.

Internacionalizacion: traspasando fronteras

Al contrario de lo que sucede con otras empresas, We Are Knitters no realizó estudios de mercado para iniciar su andadura más allá de nuestras fronteras. “En un principio lanzamos la web en español y en inglés y observamos que de dónde más pedidos llegaban era de Alemania, por lo que tradujimos la página al alemán. Al año siguiente ocurrió lo mismo con Francia, y Estados Unidos nos lo marcamos como reto personal, al fin y al cabo fue de donde surgió nuestra idea”.

A partir de ahí han llegado otros países como Francia o Reino Unido hasta alcanzar los quince en los que están presentes, aunque realizan envíos a prácticamente todo el mundo.”Ahora estamos enfocados en los nórdicos”, cuenta.

“Tenemos gente de los principales mercados que nos da un poquito de Know How en el sentido cultural. Intentamos así ser lo más locales posible dentro de que We Are Knitters es una empresa Global”, expone Alberto.

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.

“Tenemos gente de los principales mercados que nos da un poquito de Know How en el sentido cultural. Intentamos así ser lo más locales posible dentro de que We Are Knitters es una empresa Global” Clic para tuitear

3 razones para empezar a tejer

  1. “Es relajante hay mucha gente que nos compra porque lo que quiere es llegar a a casa y tener su momento de paz, desconectar. Incluso lo llaman el yoga del siglo XXI”.
  2. “Utilizamos materiales que son muy buenos y la gente joven valoramos la procedencia, los nuestros no contaminan”.
  3. “Tenemos una comunidad muy grande en redes sociales, sobre todo en Instagram y Facebook, hay muchas personas que reciben el paquete y suben una foto con el hashtag, o se hacen un sllfie con la prenda puesta cuando han acabado.Nos encanta sentirnos parte de una comunidad, ver que hay mucha más gente como tú”.