¿Vender y fidelizar o vender y retener?

El otro día escuché a Martínez, de contabilidad, “vérselas” telefónicamente con la compañía de telefonía, valga la redundancia. Se las tenía tiesas con la operadora por las dichosas penalizaciones y compromisos a la hora de cambiar de compañía porque estamos muy descontentos con el trato, los errores de las facturas y demás. Ni siquiera es que los móviles fueran “la leche”, pero total, son ya tan liosos que ni sé para lo que valen la mita d de cosas que traen.

El caso es que me vino a la mente la idea de cómo nos iría si trasladásemos ese modelo a nuestra empresa. Esta claro que nuestro mercado es diferente, no es un oligopolio. Además creo que ese camino llega a la cautividad del cliente, una manera de insatisfacción sutil pero que hace que no se sienta libre de escoger aquello que mejor le va en cada momento.

http://t0.gstatic.com/images?q=tbn:ANd9GcTYKPnNeeIooBBJIkCax0bCdixgO-JsjxosYbw45ecabHhHdTc-

No quiero utilizar este post solamente para criticar a las compañías de telefonía que operan en nuestro país. Es aplicable a todo el mercado. Si regalas algo, no te lo cobras después, porque entonces no lo regalas, lo vendes. Retener a los clientes, amordazarles, es la política más extendida. Nosotros preferimos fidelizarlos.



Marcial Trincado

Un ejecutivo virtual en un mundo real