¿Sabes en qué consiste el E-Marketing?

¿Sabes en qué consiste el E-Marketing?
  • El E-marketing busca vender un producto o servicio a través de campañas online.


  • Su objetivo es atraer y fidelizar a un consumidor conectado e informatizado.

Nuestra presencia en la red es fundamental. El mercado ha cambiado y por lo tanto saber gestionar nuestra imagen a través de internet se ha convertido en una prioridad. A su vez, es necesario mantener nuestros perfiles en redes sociales como elementos esenciales de nuestra comunicación no solo para transmitir una buena imagen, sino para captar más clientes.

Según datos de Foromarketing, el 50% de los encuestados aún no conoce qué es realmente el E-marketing, por lo que nos hemos propuesto explicaros en qué consiste, así como sus ventajas.

El E-marketing es un conjunto de estrategias, técnicas y operaciones que, coordinadas a través de internet, buscan aumentar las ventas de un producto o servicio. El objetivo del E-marketing es coordinar cada uno de los principios del marketing tradicional, junto con la infinidad de posibilidades que nos ofrece internet y las nuevas tecnologías.

El E-marketing busca la venta de un producto o servicio a través de campañas online Clic para tuitear

Con todo esto se pretende la comercialización de un determinado producto o servicio a través de campañas online, que no solo genere una solución para el consumidor, sino una fidelización, atrayendo a clientes potenciales para transformarlos en prescriptores de nuestra marca.

Algunas de las principales áreas de actividad del E-marketing son:

  • Posicionamiento en buscadores.
  • Medición y análisis de tráfico a nuestro website.
  • Campañas online de publicidad y email marketing.
  • Comercio electrónico.
  • Redes sociales.
  • Diseño y desarrollo de páginas web.

Por todo esto, todas y cada una de las empresas que quieran tener éxito en este nuevo mercado, deberán estar preparadas para adaptarse a estas nuevas tecnologías. Las principales ventajas de las que goza el E-marketing son:



  • Amplia información disponible.
  • Igualdad de oportunidades con menos recursos.
  • Mayor eficiencia de las inversiones económicas.
  • La información es medible.
  • Interactividad.
  • Facilidad a la hora de implementar y evaluar.