¿Quién se esconde detrás del club más exclusivo de Madrid?

FLORENCIA CIGANDA.-  Majestuosas escaleras de mármol, paredes con cuadros exquisitos y buena música, es lo primero que se descubre al cruzar la puerta del club más exclusivo de todo Madrid, el Club Alma. Un rincón privilegiado en pleno centro de la capital escondido en un Helena Avilés, club Almapalacete de 1910 del bullicio del barrio Salamanca.

Entre bailes al son de una guitarra flamenca y copas de vino, las socias disfrutan de su fiesta de Navidad, una reunión distendida entre amigas en la que reina la elegancia y las ganas de pasarlo bien, el hilo conductor de las relaciones que allí se establecen.

Helena Avilés, una de las socias fundadoras del Club Alma, lo define como libre. Un lugar de reunión solo para mujeres – y algunos hombres buenos- “en el que quizá no conozcas a nadie, pero tomando un café puedes encontrar al contacto de tu vida”, explica.

Helena Avilés, una de las socias fundadoras del Club Alma, lo define como libre. Un lugar de reunión solo para mujeres, y algunos hombres buenos. Clic para tuitear

Un reducto cosmopolita y elegante, ideal para cerrar negocios o celebrar exclusivos festejos. “En él se reúnen todos los arquetipos de mujer”, comenta. Para formar parte de su privilegiada lista de socias es imprescindible “ser emprendedora, valiente,  soñar a lo grande y ser creativa”, añade.

Así es Avilés, una mujer que representa todo los valores que Alma quiere transmitir, y que no dudó en sumarse al proyecto cuando se lo presentaron. Dando un paseo por sus más de 1.400 metros cuadrados, puedes encontrarte con todo tipo de perfiles profesionales con un denominador común, son mujeres y emprendedoras.

Es esto último lo que la enamoró, “hasta el momento no había ningún lugar que nos identificara, es un espacio pensado para nosotras”, comenta. Dejó el despacho que tenía alquilado y decidió invertir en esta iniciativa de la que se confiesa orgullosa.

“Cada vez somos más socias  y se nos ocurren muchísimas ideas, nos vemos muy a menudo y nos movemos por empatía. Aquí funcionamos con el factor humano, y después resulta que hacemos grandes negocios entre nosotras”, explica la empresaria.

Un perfil polifacético sin miedo a emprender

Avilés se define como una mujer inquieta, apasionada y polifacética. No hay más que echar un vistazo a su trayectoria para comprobarlo. Ocupa su tiempo con proyectos audiovisuales, fotografía, tecnología y música.

En el área de la fotografía profesional, lleva más de 18 años como proveedor de una gran plataforma televisiva y trabajando mano a mano con David Vegal, uno de los mejores fotógrafos de nuestro país.

Actualmente, está al frente de una productora de contenido audiovisual que abarca proyectos de realidad aumentada, realidad virtual y producciones de video 360 y 3D. Trabaja en la conjunción de tecnología y sector audiovisual tradicional.

“Después de un gran esfuerzo de dos años estoy consiguiendo encontrar un punto de inflexión que fusione el medio tradicional audiovisual con la nueva tendencia tecnológica que ha llegado para quedarse”, indica. Aunque reconoce que los medios son aun un poco reacios a incorporarlo en su estructura.

Su olfato emprendedor la hizo apostar por este sector y subirse a lo que llama “ola tecnológica”. “Siempre me ha interesado la tecnología y cuando conocí el mundo de la realidad virtual, rápidamente vi que el negocio estaba justo ahí”, señala. Con su empresa,  Virtual Concept Productions, ha  presentado en Londres la primera maqueta al detalle de un complejo hotelero en realidad aumentada.

Otra de sus líneas de negocio, con la ayuda de un partner, es la creación de escenarios completamente reales, y afirma que en esta dirección están yendo las tendencias. “Cada día avanzamos en el conocimiento y evolución de nuevos dispositivos, ejemplos como las OculusGo o las MagicLeap lo ponen de manifiesto”, expone.

Ve el futuro muy similar a Spielberg en Minority Report, donde la televisión como electrodoméstico acabará desapareciendo y “veremos sus contenidos en la mesa del salón”.

La música es otra de sus grandes pasiones, fue cantante hace algunos años y ha querido retomar su lado más artístico. Acaba de unirse a MusicPlanner con su grupo Havil, y asegura que “cantar es la emoción que le da estabilidad para desarrollar todo lo demás, es su fuente,  lo que la motiva”.

Pero este no es su único proyecto musical, también se ha sumergido en una iniciativa en la que compondrán bandas sonoras para series y películas. Con talentos jóvenes y Asa Bailey al frente, grabarán el vídeo Mon Romance.

El camino del héroe

Confiesa ser una mujer que se ha caído muchas veces, pero que sabe levantarse, y con ese mensaje positivo creó su canal de Yotube, El camino del héroe. En él, entrevista a personas muy diversas  que cuentan su  historia, su particular camino. En cada uno de sus vídeos busca transmitir el mensaje de que podemos ser todo aquello que queramos.

Las mujeres empresarias están en un momento de reconciliación

Describe a la mujer empresaria como “una valiente que en muchas ocasiones se olvida de ser mujer”,  afirma que se han estado evitando las emociones y que no se pide ayuda. “Creo que la mujer empresaria está en un momento  de reconciliación, de esa unión entre lo masculino y lo femenino. Nos movemos en un mundo empresarial, pero le damos nuestro toque femenino. Cada uno define lo que es ser mujer u hombre como quiere. Yo por ejemplo me he permitido ser vulnerable y no me importa, al contrario es una fortaleza muy inspiradora”.

Helena Avilés describe a la mujer empresaria como “una valiente que en muchas ocasiones se olvida de ser mujer”. Clic para tuitear

Esta reflexión la ha llevado a abrir un nuevo apartado dentro del Club Alma, el Círculo de Mujeres. “Un espacio en el que debatiremos sobre temas que nos inquieten, desde la espiritualidad hasta la sexualidad y el emprendimiento.  Todas somos empresarias, somos directivas, y a veces necesitamos esa comprensión y poder ser vulnerables”, explica Avilés.

Su consejo para aquellas que se lanzan a la piscina de emprender es dedicarse a aquello que te guste, que te apasione. “Si estás emocionada y disfrutas con lo que haces, has encontrado tu propósito, entonces  los contactos y el dinero vienen, eres como un imán”.

Apúntate a nuestra Newsletter

“Si estás emocionada y disfrutas con lo que haces, has encontrado tu propósito, entonces los contactos y el dinero vienen, eres como un imán”. Clic para tuitear