Fabulist Travel: “Nos gustan las familias que educan viajando y que viajan educando”

Fabulist Travel, fabulist travel ceo ana olmosla startup española dedicada a la organización de viajes para familias con niños, ha sido capaz de fidelizar a sus clientes gracias a fusionar tecnología y relaciones humanas con el fin de crear experiencias únicas a todo tipo de familias. Nos lo cuenta la cofundadora y CEO de Fabulist Travel, Ana Olmos, para quien la tecnología no es un fin en si mismo, sino un medio para mejorar la vida de las personas. En este caso, familias que disfrutan de vivencias junto a sus seres queridos.

¿Cómo empezó Fabulist Travel?

Venimos del mundo de la tecnología y de la innovación. Yo trabajaba en la Universidad Politécnica de Madrid y mi socia en el sector privado. Veníamos de empaparnos de la innovación y la tecnología, pero nuestro perfil profesional nunca ha visto la tecnología como un fin en si mismo, más bien la valoramos en la medida que pueda ayudar a la vida de las personas. En el caso del turismo ha habido una revolución digital cuyo foco estaba en la valor añadido que la tecnología puede dar. En un momento dado empezaron a aparecer listados con muchísima información, pero la pregunta que nos hacíamos era: ¿cómo construyo mi viaje?

Luego se sumaron otros factores. Ahora no importante tanto el destino como la vivencia que tenemos allí. La generación del Erasmus concibe el viaje de otra manera, están más enfocamos en las experiencias y en vivirlas con pasión. Utilizan el mundo entero como escenario para ello. Supimos ver esa revolución, pero también vimos que necesitamos experiencias y, sobre todo, un motivo.

Además, desde el punto de vista del modelo de negocio, vimos que el sector de las familias con niños tiene mucha demanda pero está muy mal atendida. Hay muchas carencias en lo que respecta a lo que puede hacer una familia en un viaje, y lo que se ofrece son packs muy encorsetados. Así que supimos ver que había mucho margen de mejora y que nuestro target estaba creciendo mucho. Así nació Fabulist Travel, con un concepto distinto de las experiencia que pueden vivir familias con hijos. Sabiendo que teníamos la tecnología y las experiencias, que sirven como hilo conductor, sacamos adelante la idea.

¿Cómo sabéis que un plan diseñado por una persona con una familia determinada puede funcionar para otra?

Utilizamos mucho la tecnología. Lo primero que medimos es si un viaje con la temática lego, por ejemplo, nos sirve a nivel de marketing. Es decir, si se busca. También hacemos mapas de calor. Con este tipo de acciones obtenemos mucha información. Si vemos que una temática no se busca o los usuarios no se detienen en ella la descatalogamos inmediatamente.

Por otro lado, nuestros viajes están diseñados por personas reales pero nosotros las vamos optimizado para adaptarlas a todos. Abrimos ramas en función de lo que la gente quiere y vemos cual va bien y no. Escuchamos mucho al cliente de forma activa. Toda la información que recopilamos la metemos en nuestro algoritmo para adaptarnos a todos.

No tenemos un viaje a medida, pero con el conocimiento que hemos adquirido de todas las familias sabemos qué gusta y qué no, qué sirve para una familia y qué no, qué quieren los niños y qué quieren los adultos. Seleccionamos hoteles de calidad y actividades de calidad. Por supuesto, llamamos calidad a lo que es calidad para nuestro target.

¿Cuál es el perfil de vuestros usuarios?

Tenemos de todo. Tenemos familias con hijos desde bebes hasta adolescente. Tenemos familias numerosas. Familias con personas mayores que les gusta reunir a sus familiares. Nuestros viajes dan respuesta a todo tipo de familia y, te das cuenta, de que es muy variopinto el rango de tipos de familia que hay.

¿Qué ventajas ofrece la aplicación comparado con el resto?

Hay empresas que tienen ofertas muy parecidas a las nuestras pero, tal y como nosotros lo hacemos no hay nadie. Vamos encontrándonos competencia parcial, pero una oferta que unifique tecnología y experiencia del cliente, diría que no hay nada parecido. Hay que tener una familia y ponerse a planear un viaje para ver que la mayoría de ofertas son muy encorsetadas. Fabulist Travel les da libertad.

¿Cuáles fueron vuestras estrategias de marketing cuando empezasteis y queríais daros a conocer?

Entramos en 2016 en Lanzadera, la aceleradora de empresas de Juan Roig, donde conseguimos dinero para invertir. Lo invertimos en marketing, ya que estamos muy orientados al testeo, centrándonos en viajes de alta demanda. Piensa que nosotras hacemos todo un desarrollo tecnológico al que debemos darte utilidad. Para un producto que se vende una vez no compensa todo ese trabajo. Por eso centramos nuestros esfuerzos en lo que más se demanda.

En Lanzadera hacíamos campañas de marketing muy potentes, con mucho testeo. A veces era muy frustrante. Nos tocó sentarnos con el equipo de Lanzadera e ir probando campaña tras campaña. Fuimos viendo qué campañas funcionaban y cuales no. Fue un periodo emocionante, la verdad. Muy ágil e innovando constantemente. Nuestro segmento es muy concreto, no es nicho, pero si se comporta de una forma muy determinada y funciona mejor con ciertas temáticas, intereses o fenómenos fan, aficiones, libros… Utilizábamos todos estos recursos para hacer un marketing mucho más efectivo. El turismo es un sector muy competitivo y nosotros supimos ser capaces de ir mas allá.

¿Qué canales os funcionan mejor hoy en día?

Trabajamos muchísimo tanto el posicionamiento orgánico, el SEO, como el SEM. Estudiamos y analizamos las palabras clave que utilizan los usuarios. Luego tenemos un blog y una newsletter. Hacemos un Email Marketing muy segmentado, útil y certero. Tenemos en cuenta la edad de los niños, los intereses, el número de hijos,… Por otro lado, trabajamos mucho las redes sociales y tenemos alianzas con influencers muy de nicho. El marketing muy nicho es el que mejor nos funciona. Trabajamos con un perfil de madre, youtubers, familias instagramers, colaboraciones…Pero cosas muy pequeñas porque medimos todo mucho.

Como tenemos mucho engagement y nuestras experiencias son positivas. Las campañas también están enfocadas a hacer rebranding y tener un impacto mas a largo plazo. Hay que ser más paciente. Lo bueno es que conocemos muy bien el costumer journey. Muchas veces nos dejamos llevar.

Apúntate a nuestra Newsletter

En cifras, ¿cómo habéis crecido anualmente y como veis vuestras perspectivas de futuro?

Llevamos mas de 2,2 millones de euros de facturación. Estamos aumentando nuestra cartera de productos a muy buen ritmo y mantenemos en porfolio el producto más demandado. Nuestros destinos están enfocados en Europa. Y queremos seguir trabajando la optimización precisamente para dar mejores respuestas a nuestros clientes.

Tenemos mucha afinidad con las familias que entienden que se educa viajando y que viajan educando, y nos importa hacer el viaje compatible con ese estilo de vida. Tenemos pasión por hacer viajes auténticos, que sean experiencias reales. Así crecemos.