“La franquicia es un buen camino para ir posicionándote en el mercado poco a poco“

Ruben Aular, Socio Fundador y CEO de FashionKids.

Muchas de los grandes proyectos empresariales en nuestro país nacen, de manera casual, de una necesidad personal. Es el caso de Ruben Aular, socio fundador y CEO de FashionKids, una cadena de peluquerías infantiles. El punto de partida se remonta al año 2005 cuando tanto Ruben como su mujer decidieron llevar a su hija a cortar el pelo y se dieron cuenta que no existían en nuestro país establecimientos especializadas en público infantil.

En ese momento, gracias a la vena emprendedora de ambos y a una exhaustiva investigación de mercado, comprobaron que invertir sería todo un acierto y se lanzaron, gracias a recursos propios y un poco de ayuda de una línea ICO, a montar su primer establecimiento en Madrid. Y ha sido tal el esfuerzo, trabajo y know how desarrollado por ambos que han experimentado un crecimiento excepcional consiguiendo ir asentándose en el sector de la peluquería infantil como uno de los principales líderes.

En la actualidad cuentan con 30 establecimientos funcionando. De ellos 17 son en modalidad de franquicia y 13 son establecimientos gestionados desde la central, ubicada en Madrid. Para conocer un poco más de este negocio y comprobar que efectivamente Ruben Aular ha nacido para ser emprendedor, en FMK-Foromarketing hemos tenido la ocasión de conversar con él.

¿Cómo surge la idea de poner en marcha FashionKids?

Mi mujer y yo hemos tenido siempre una vena emprendedora y cuando nos dimos cuenta que en España no había peluquerías especializadas en el sector infantil se nos presentó la oportunidad de probar suerte. Investigamos el mercado en España para ver qué posibilidades de entrada para el negocio existían y nos pareció interesante. Estuvimos un año aproximadamente investigando el mercado, haciendo un plan de negocios en condiciones, y en septiembre de 2006 nos decidimos a abrir nuestra primera tienda en Santiago de Compostela.

¿Cómo definirías la clave de vuestro éxito?

Lo principal es la especialización. Observamos que había un sector de consumidores que no estaba bien atendido, ya que lo que demanda un niño en la peluquería es diferente de lo que demanda un adulto. Los niños se sienten incómodos en los salones tradicionales y eso también se traslada a los padres. Por otra parte, los profesionales del sector de la peluquería consideran al niño como un cliente de segundas, no hay demasiado interés en desarrollo técnico. Nos dimos cuenta que si ofrecíamos un servicio diferente y especializado donde el niño estuviera cómodo y donde pudiéramos garantizar que los mejores profesionales iban a estar al servicio de los clientes, podíamos hacernos un hueco en el mercado.

La clave del éxito de un negocio es la especialización frente a la competencia Clic para tuitear

¿Ese podríamos decir que es vuestro elemento diferencial frente a la competencia, la especialización?

Sin duda. Pero también un buen estudio de mercado previo y un desarrollo progresivo del concepto.  A lo largo de estos años hemos desarrollado el concepto desechando toda aquella actividad que no generaba valor y potenciando lo bueno.

FashionKids nace en el año 2006, en plena crisis económica, en un sector sobresaturado como es el de la peluquería y belleza. ¿No fue un poco arriesgado?

Los proyectos empresariales siempre traen consigo riesgo, es inevitable. Ni el más seguro es 100% seguro ni el que parece más arriesgado lo es el más. Siempre hay algún factor que al final lo tuerce.  Pero sí es verdad que nuestro sector es defensivo y nuestro servicio es básico y todo el mundo se corta el pelo.

Otro factor que nos protege ante las amenazas de los ciclos económicos es el trabajo con niños, porque los productos o servicios orientados al sector infantil son de los últimos que caen en el presupuesto familiar. Los padres prefieren privarse de sus caprichos para ofrecerles todo lo mejor a sus hijos. Operamos en un sector que fluctúa mucho menos que lo que hace la economía.

¿Sector sobresaturado? Precisamente ese inconveniente lo intentamos transformar e en una ventaja. Nos dimos cuenta que no todo estaba inventado en el sector, porque se estaba dejando de lado a un público muy importante como es el infantil.

¿Por qué optáis por el modelo de franquicia para desarrollar el negocio? ¿Es una fórmula más acertada para poner en marcha una actividad comercial y poder expandirla?

Antes de abrir nuestra primera franquicia abrimos cuatro establecimientos propios con inversores particulares, porque queríamos tener bastante rodado el proceso de apertura y probado algún ejercicio antes de dar el salto de franquiciar. Hasta que no tuvimos cuatro tiendas funcionando por lo menos con un año de andadura no decidimos franquiciar. Nos decantamos por la franquicia porque en aquel momento con nuestros recursos la capacidad de crecimiento era limitada y entendíamos que uno de los caminos para ir posicionándonos en el mercado español era la franquicia.

La franquicia es una fórmula acertada para poner en marcha una actividad comercial y expandirla Clic para tuitear

Para que una franquicia tenga éxito es importante una buena relación de confianza entre franquiciado y franquiciador. ¿Cómo se consigue?

Para nosotros lo fundamental es la claridad. A nosotros se nos acerca gente que tiene vocación emprendedora pero que clarísimamente te das cuenta que no estaría dispuesto a meterse bajo el paraguas de la franquicia, que al final es un modelo que se basa en la transmisión de Know How, porque hay gente que no está dispuesta a seguir unos determinados patrones.

Otra cuestión muy importante es la visión compartida, es decir, desarrollar un modelo win to win. Nosotros entendemos que nuestro negocio va bien si al franquiciado le va bien, sin que haya intereses contrapuestos. Y lo tercero y básico, cumplir con los compromisos que tienes como franquiciado.

La franquicia permite desarrollar un modelo win to win entre franquiciado y franquiciador Clic para tuitear

¿Qué puede ofrecer Fashion Kids a un franquiciado?

Lo primero que intentamos valorar es qué están buscando detrás de la iniciativa emprendedora, para saber si lo que podemos ofrecerle encaja con sus expectativas. Luego le contamos el negocio tal cual es, con su cara amable y menos amable, porque también nos interesa que sepan en lo que se están metiendo. Ofrecerle al franquiciado un escenario de color rosa sería mentirle. Les somos totalmente claros respecto a los beneficios que pueden esperar el primer año, el segundo, etc. Y por último, y lo más importante, les ofrecemos en todo momento asesoría y ayuda desde la central. Al final las franquicias que más ganan son las que se dejan asesorar y confían en nosotros.

¿Cuál es el principal inconveniente al que habéis tenido que hacer frente?

Nosotros no veníamos del sector peluquería sino del de consultoría financiera. Y lo primero fue aterrizar en un sector muy distinto a la consultoría y entender cómo se operaba en él, al final estábamos trabajando con un perfil profesional muy distinto al que estábamos acostumbrados. El principal reto ha sido transformar un peluquero tradicional en peluquero orientado a un público determinado.

¿Cuáles son los objetivos o planes de expansión que os fijáis a corto o medio plazo?

Para este año 2017 el objetivo fundamental es la internacionalización. Tenemos en proyecto abrir negocio en Portugal en este primer trimestre de año. Tenemos en mente también desarrollar otros mercados en Europa, por lo menos nos fijamos una apertura este año. Y sobre todo mantener el ritmo de expansión en nuestro país porque sentimos que estamos todavía en la mitad.

¿Cómo valoras la situación actual que vive el sector del emprendimiento en nuestro país? ¿Se ayuda lo suficiente al emprendedor?

A pesar de que hay muchos recursos, información y determinadas instituciones se encargan de explicarte cómo va a ir el proceso, no es fácil, hay pocas ayudas realmente. Los marcos regulatorios, los impositivos y sobre todo el aspecto laboral hace difícil arrancar un negocio desde cero. El acceso sobre todo los dos últimos años a la financiación bancaria ha hecho que muchos proyectos caigan porque los bancos han pasado de financiar la operación para un negocio nuevo a no poder hacerlo en nada. Y lamentablemente no todos los emprendedores están en condiciones de invertir grandes cantidades de dinero que salgan íntegramente de su bolsillo.

¿Qué recomendación le darías a los futuros emprendedores?

El emprendimiento es una actividad vocacional y tiene que gustarte, es una decisión más que una opción. Te encuentras  baches y  gente que no te apoya, sin embargo el camino es muy gratificante. Es una actividad profesional que te llena de experiencia y te deja preparado para afrontar cualquier situación en la vida. Es una actividad que recomiendo totalmente. Eso sí, requiere de mucha constancia, perseverancia y paciencia, porque no todo llega a la semana ni al mes, puede que el objetivo lo consiga al año.

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.



Emprender es una actividad que te deja preparado para afrontar cualquier situación en la vida Clic para tuitear

Define en tres palabras las cualidades que debe tener un emprendedor.

Perseverancia, capacidad de actuación y rigor profesional.