El 50% de los ingresos de las pymes en 2019 serán por exportar

La internacionalización empresarial ha obtenido datos muy positivos en los últimos años, llegando a existir en el 2012 un 20% más de empresas operando en el exterior que en el 2010. La apertura hacia nuevos mercados ha sido una de las principales estrategias seguidas por las empresas españolas, motivadas por la caída tan acusada en el consumo interno. 

Sin embargo, España tiene una gran debilidad a la hora de abordar la internacionalización. El tejido empresarial español está formado en más del 90% por pymes y para introducirse en un mercado exterior hace falta tener un cierto tamaño para poder hacer frente a los posibles riesgos, sobre todo de carácter financiero.

Algunas de las grandes empresas españolas han apostado por el mercado Latinoamericano. Según un estudio de IE Business School, este mercado constituye la primera zona del planeta donde las empresas prevén aumentar su facturación en los próximos años, principalmente Chile y Colombia.

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.

Entre los principales aspectos a tener en cuenta a la hora de invertir en el extranjero, para minimizar los riesgos, se encuentran el tipo de cambio, la seguridad jurídica y la situación económica del país de destino. Además, conocer bien el mercado, llevar a cabo un análisis exhaustivo sobre las características del mercado al que se quiere llegar, conocer los gustos de los consumidores, sus costumbres, hábitos y la cultura, es una tarea imprescindible antes de lanzarse a exportar.