Con esta fórmula el acreedor vende un crédito garantizado a una entidad por un precio inferior a su nominal, cobra el importe de la venta y se libera del riesgo de cobro (ante un problema, el acreedor queda exento de responsabilidades. Es un instrumento para personas exportadoras que quieran entrar en mercados de riesgo.

El exportador mejora la liquidez al cobrar al contado. El acreedor se libera del riesgo de variación de tipos. Permite financiar el 100%. Elevado Coste. Poca predisposición de los importadores a facilitar una grantía. Puede haber problemas con los controles administrativos de esos países.

« Volver al Diccionario de Marketing