Una técnica que se aplica con un software y un hardware de seguimiento visual (eyetracker) que sirve para monitorizar la trayectoria de la vista del usuario en cualquier sitio web.

« Volver al Diccionario de Marketing