Denominada también web profunda o internet invisible. Está compuesta por una serie de páginas webs y recursos que no se pueden localizar con los motores de búsqueda habituales (Google, Bing…), dónde se encuentra información sobre el crimen organizado, pornografía infantil, contactos con hackers… Se asimila a un iceberg donde la parte visible es el 6% del total que se puede encontrar en la red de forma legal y el resto (deep web) es la parte del hielo que se encuentra debajo de la superficie.

« Volver al Diccionario de Marketing