Cadena de datos que conecta bloques de información entre sí, protegiéndolos de tal forma que si se desea editar uno de estos parámetros, se deberá modificar el anterior y así sucesivamente. Es la técnica mediante la cual se estructuran las monedas virtuales o criptomonedas. Cuanta más larga sea la cadena, más difícil será acceder a la información que en ella se recoge.

« Volver al Diccionario de Marketing