Cuatro de cada diez empresas prohíben el uso de Facebook

Las empresas españolas son más permisivas con sus trabajadores a la hora de establecer límites de acceso a las redes sociales en horario laboral que sus competidoras británicas, italianas, norteamericanas o chinas.

Esta conclusión se extrae del estudio encargado por Cisco y realizado por la consultora Insight Express entre trabajadores y profesionales de tecnologías de la información de trece países. Mientras dos de cada cinco empleados extranjeros, el 41%, tiene prohibido usar Facebook en su puesto de trabajo, las limitaciones en España se reducen hasta el 38%. En el caso de uso de Twitter, uno de cada tres trabajadores, el 35%, tiene restringido el acceso, frente al 31% en España.

Por otra parte, el 26% de trabajadores españoles no puede hacer uso del teléfono móvil en la oficina, frente al 18% global. Según Cisco, es el porcentaje más elevado de todos los países encuestados.

¿Quieres recibir nuestra recopilación semanal de noticias?

Le informamos que los datos de carácter personal que me proporciones rellenando el presente formulario serán tratados por RMG & ASOCIADOS S.L como responsable de esta web. La finalidad de la recogida y tratamiento de los datos personales que solicitamos es para gestionar el alta a esta suscripción y remitir boletines periódicos con información. Legitimación: Consentimiento del interesado. Como usuario e interesado le informamos que los datos que no facilitas estarán ubicados en los servidores de Mailchimp (proveedor de email marketing de RMG & ASOCIADOS S.L) fuera de la UE en EEUU. Mailchimp está acogido al acuerdo EU-US Privacy Shield, cuya información está disponible aquí, aprobado por el Comité Europeo de Protección de Datos. Ver política de privacidad de Mailchimp.

Desde el Foro Internacional del Marketing no somos partidarios de esta limitación si los empleados fuéramos responsables de saber donde está la frontera entre el abuso y la permisividad. Además, creemos que España normalmente suele destacar, en comparación con otros países, por lo que no se debe hacer, exceptuando los logros deportivos que alcanzan nuestros deportistas.